sábado, 16 de agosto de 2008

2012- Odisea del Planeta Tierra


Con sus largas y ágiles piernas, Sebastián devora la larga y sinuosa vereda Sur, de la Rambla Wilson.

De pronto se detiene, me mira muy serio, y exclama:¡Este es un mundo injusto!

Prefiero no responder hasta saber cual es el razonamiento, y continuamos nuestra marcha en silencio.

Al llegar frente al Nautilus nuevamente se detiene, me mira, amaga a decir algo, y agacha la cabeza.

Me preparo para escuchar una retahíla de lamentos y reproches contra la vida..

Está bien.

Me gusta pensar y confrontar con Sebastián.

Con su experiencia de 21 años, refresca mi visión de las cosas.

- "No estoy dispuesto a perder mi vida y mi mundo, a los 25 años", bramó de pronto.

----------------------------------------

Colijo que ha caído, como tantos otros, en las redes de la cháchara sin sentido, de desocupados que, accediendo a un espacio cualunque, en algún medio de comunicación masiva, justifican su existencia y no hacer, opinando y proclamando catástrofes, cataclismos, cambios radicales y abruptos que sucederán, según ellos, de la noche a la mañana.

Olvidan estos señores, en su afán de mantenerse un minuto más en el conocimiento del público, y en el requerimiento de los medios, que la Naturaleza es contraria a la idea de la revolución, en ella la Ley es la Evolución; y el cambio que tiene como fecha emblemática, Diciembre del 2012, es parte de la Evolución del Planeta.Y como tal, se irán dando con el paso del tiempo, fluyendo suavemrnte.

Los artífices de la verborragia fácil y hueca, manejan conocimientos aprendidos y aprehendidos de manera somera, en una charla, en un cursillo, están sin saberlo, contribuyendo al Plan Universal de la Creación, dividiendo personas, pensamientos, acciones.

Charlando de estas cosas con mi amiga Susana, analizábamos como, en realidad, los cambios del 2012 ya se están imponiendo.

El tiempo está acelerado, lo notamos todos, ya no es patrtimonio de los muy jóvenes.

Los habitantes de la Tierra, nos estamos separando en distintos estratos vibracionales.

Algunos alcanzando cimas de desprendimiento, generosidad y amor; otros cumbres de codicia, egoísmo, traición y mentiras, unos más, picos de violencia, desarraigo, de sentimientos oscuros y desnaturalizados; otros , alturas de indiferencia, de desencanto y amargura.

También el clima global se ha modificado, y aún no ha finalizado su mudanza.

La Era de Acuario se hace cada vez más presente en nuestro día a día.

Vemos con naturalidad y alegría a los Indigos y a los Cristales.

Forman parte de nuestro entorno los Angeles.

La Luz, para quién la desee, está al alcance de la mano.

En una reacción incomprensible, Susana se pregunta si llegaremos a ver y disfrutar los cambios.

Me sorprendo, dado el paralelismo de nuestro pensamiento, luego recuerdo que Susana tiene la capacidad, y la usa, de prestar atención a cinco cosas a la vez, con lo cual, en alguna a veces pierde la pisada.

Hice caso omiso del sacudón recibido, y respondí:"los cambios ya están"·

Y así es, sólo nos resta aceptarlos.

No será por un decreto de alguna autoridad curcunstancial, que se instalarán en el Mundo y en nosotros.

Quien acompase con los tiempos, haría bien en quitarse los corsets, las fajas, los espaldares y muletas, necesita elevar su vibración, por fin aceptar su Libertad.

Vivir sin trabas, sin ataduras, sentir la felicidad de ser uno con el Universo, y de conocerse liberado de toda presión, indicación, crítica o condena.

Está en cada uno de nosotros, aceptar el 2012, o sucumbir con la Era de Piscis.

Así viviremos en el cambio, pues estará en nosotros.

Seremos los adelantados, los Alvar Núñez Cabeza de Vaca, y sí, no disfrutaremos la plenitud del nuevo tiempo, pero lo tendremos en nosotros.

Hemos de tener presente que nada nos asegura que, aún aceptando los cambios, y fomentándolos, el Planeta nos necesite en su nueva etapa evolutiva.

Igual debemos aportar, igual nuestra energía debe ayudar a la elevación de la vibración energética del Planeta.

Despojados de todo interés por sobrevivir y perdurar, libres de todo egoísmo de autoconservación sin sentido.

¿Que habrán conmociones físicas?, sin duda.¿Acaso ya no están?

Tsunamis, terremotos, inundaciones, cosechas perdidas, erupciones volcánicas...guerras, pestes, hambrunas...

El cambio de polos ya es una realidad.

Habrá un salto cualitativo, está habiendo un salto cualitativo, y deberemos acompañarlo.

Esto es lo maravilloso de nuestra vida en este tiempo, poder aportar algo al Universo que tanto nos ha aportado.

Poder ser parte de la realización del Plan Universal de la Creación.

Sentir el privilegio de estar vivos en un momento en el cual, todo lo que ha sido preparado y anunciado, se realiza, y ser actores protagonistas y fundamentales de esta puesta en escena.

Y no Sebastián, este no es un mundo injusto, es un mundo justérrimo, si es que existe el vocablo; no es injusto porque lo que ha de suceder no sea como lo queremos o deseamos, ampliemos nuestro corazón, abramos la mira de nuestra generosidad, y reconozcamos la existencia de una realidad suprema, que nos excede, transita y trasciende.

Todo lo que existe está regido, entre otras,por la Ley del Equilibrio, nada falta, nada sobra, todo es cuestión de medida y polaridad, otra de las Leyes, la de Polaridad.

Sebastián, en tus manos está no perder tu mundo, no ya en el 2012, sino hoy mismo, en este mismo instante.

Y en tus manos también, que el mundo de todos nosotros , pueda cumplir su destino.

El Plan Universal que ahora tiene como epicentro a nuestro Planeta, ya ha sido experimentado en otros.

Fracasaron y quedaron yermos, deshabitados, o fueron destruídos, transformándose en el cinturón de asteroides de nuestra galaxia.

Ahora es la última oportunidad para la Creación, y la batalla final entre la Luz y la oscuridad, se librará , o se está librando, aquí.

Deberemos comenzar a vibrar o, mejor dicho, deberemos reconocer nuestra vibración, identificar si estamos en la Luz, y aunque no sea así, elevemos su frecuencia.

Y ayudemos a otros a también conseguirlo.

Brindemos nuestras manos, nuestro corazón, nuestro intelecto, no para obtener efímeros beneficios, sino para cumplir con la demanda del Plan Eterno y maravilloso, que es el triunfo del Bien sobre el mal.

No Sebastián, no hay nada injusto.

A tu altura de experiencia, yo también pensé lo mismo.

----------------------------------------

Seguimos marchando.

El sol se pone en el horizonte a nuestras espaldas.

El cielo, tal vez por el contacto con el agua, tiene color herrumbre.

Ya brilla el Lucero..

Sebastián me mira.

Me vuelve a mirar, y su sonrisa franca le alegra el rostro.

Jorginho