martes, 15 de diciembre de 2009

"Yo Soy Otro Tú"- Llamado a todos los KINES Planetarios ...


Estoy buscando a los Trece integrantes de mi misma Onda Encantada, y a los Cuatro de mi Familia Terrestre, para comenzar el trabajo de esperar, y facilitar, la llegada y los acontecimientos del 2012.
No importa donde estés, de qué tiempo dispongas, ni tu edad, y sí que te entregues con generosidad, al Nuevo Tiempo, a la Nueva Tierra, a la Nueva Humanidad 2013.
Pongámonos en contacto, y comencemos las prácticas adecuadas y necesarias a nuestros fines.
Si no conoces tu Kin, tu Firma Galáctica, igual comunícate, que lo averiguaremos para ti.
No dejemos pasar el tiempo, que este corre inexorable hacia lo que debe suceder ... y sucederá.
Aquí estoy y te espero.
Con el corazón esperanzado y las manos tendidas.
Publicado el martes 15 de Diciembre de 2009
Corregido por R.Méndez

lunes, 7 de diciembre de 2009

"To Sir with Love"-



Hace un tiempo atrás, mucho, muchísimo ... no recuerdo cuanto, ni recuerdo en que lugar, sólo que no era de la Mancha, escuché una historia. Refería la relación de un Esclavo con su Amo.
Cuenta que "un esclavo, a diferencia de los otros que tenía el Amo, nunca intentó escapar de su destino.
Se sometió al mismo.
En vez de maldecir y desobedecer a su Señor, optó por mostrar siempre una sonrisa, y afanarse tanto en el cumplimiento de sus labores, que llegó un tiempo en que ya adivinaba los deseos de su Dueño.
Éste se acostumbró tanto a la presencia, la docilidad, la premura en el quehacer, la perfección en el trabajo, el buen tino de su sirviente, que poco a poco fué delegando en el cada vez más responsabilidades.
Llegó un día en que el servidor disponía la ropa que usaría su Amo, su agenda, sus alimentos, le aconsejaba sobre la conveniencia, o no, de tales o cuales personas, y así, haciéndose tan esclavo, ya no se podía diferenciar entre quién era uno y quién era el otro, tan identificados estaban.
Sin embargo, el esclavo sin su Amo, podría servir con la misma eficiencia a otro Señor.
El Amo, en cambio ya no podía prescindir de su esclavo".

--------------------------------------------------
Cierta noche, de febrero de 2009, estando con Ro en nuestro apartamento de Manhattan, y siendo las primeras horas de la madrugada del día 24, de pronto me sobresaltó una idea fija en el pensamiento.
Había estado intercambiando ideas con un amigo, sobre la cuestión de la Materia y el Espíritu.
Sostenía el, como sostienen todos, al menos los que yo conozco, Escuelas Filosóficas, Religiones, Movimientos Espirituales, que el Espíritu encarnó, vino a este mundo material, para aprender y experimentar el "desapego".
Aseveran es la manera, el camino cierto, para la Elevación del Ser, el vencer los reclamos materiales, dicho por la materia que no por el dinero, y ganar superior vibración del Alma.
"Something smells in Denmark" ...
Cuestiono: si el Espíritu, si Dios, o el Rayo de Creación, La Voluntad del Tao, El Cosmos, vino él, o lo enviaron éstos, a la Tierra como necesario aprendizaje ... ¿es lógico, coherente, sostenible, rehuir, rehusar, negar, omitir, las experiencias y lecciones que la materia nos ofrece y propone?
Si ustedes envian a sus hijos, quienes los tengan, a la escuela, seguramente no les dirán: "vallan y no acepten ningún conocimiento sobre ninguna materia que les quieran enseñar, piensen siempre en nuestro hogar, en nuestras custumbres, en nuestra especial relación, y así, serán mas hijos nuestros, mejores hijos, más dignos de nuestro favor y beneplácito".
¿Es deseable, y lógica, esta actitud, esta imposición?.
Creo que el Espíritu, en este mundo material, conoce, aprende, crece, con todo lo que obtiene como enseñanza através de los Sentidos.
Algo es innegable: "todo", "absolutamente todo", es aprendizaje y crecimiento.
- "¡Jorge ¿aún los asesinos, ladrones, la gente de la oscuridad, está creciendo y aprendiendo?!".
- "Si, igual que en la Escuela, unos están en el primer grado, otros en tercero, otros en sexto, otros...."
Y como si fuera el "recreo", en el mundo estamos todos mezclados, interactuando, modificándonos, y se hace necesaria la doblegación del EGO, para saber ver, para identificar, aún en el mas primaro y primitivo de nuestros prójimos, al Maestro que trae la enseñanza adecuada para ese momento, através de un gesto, una palabra, un pedido, un mal ejemplo.
Dependerá de la inteligencia y la capacidad individual, de la responsabilidad con que encaremos y enfretemos la Vida, en que tales interacciones y modificaciones, nos eleven, nos paralizen, o decidámos no verlas.
Claro, también aquí existen los que desertan, los repetidores ... los "burros".
Desertores aquellos que se aíslan, que conforman ghettos culturales, sociales, filosóficos, religiosos .......
¿Notan la posible asimilación de este comportamiento con el detestable "chauvinismo"?.
Hace un tiempo, en comunicación con mi amigo A., intelectual reputado si es que los hay, diferíamos nuestras opiniones en cuanto abanderarse o ser fan de un estilo, de autores, de cineastas, con determinada tendencia.
Él se declaraba absolutamente admirador de las obras producidas por autores gay.
Yo, en cambio, opinaba y opino, que no porque algo equis provenga de determinado "ghetto", debe necesariamente tener valor y ser digno de admiración.
Me gusta el Cine, la Literatura, la Escritura, las Artes Plásticas, el Paisajismo, la Arquitectura ... prescindiendo absolutamente de la identidad, cintura hacia abajo, del autor.
Mi postura, obviamente, no tiene que ser "regla" para nadie, mas la Libertad de interacción, apreciación, y deleite que me procura ... ¡ah, que plenificación!.
Repetidores los que atraviesan una y mil veces el proceso de opción, decisión, resultado, y aunque este último haya sido desastrozo, persisten en su esquema de acción.
Involucro allí a todos aquellos que, ¡valla si los había en mi consulta!, manifestaban su desencanto ante siempre toparse con el mismo tipo de persona o circunstancia, en sus vidas.
Preguntándoles yo, si habían modificado en algo su propia estructura de lógica, si habían dado cabida al peso de la experiencia acumulada al opcionar nuevamente, o al sentirse atraídos por alguien, invariablemente las respuestas eran dos ojos redondos mirándome atónitos, y un silencio total.
Como podemos comprobar es otra de las maneras de no interactuar, de no aprovechar las lecciones del mundo material y de no permitir el crecimiento espiritual.
... y los que nunca faltan: esos que ni a garrotazos terminan de entender que 2 +2=4.
Aunque parezca mentira todas estas categorías de seres, son grandes maestros también.
Lo son para el ojo avisor; para el intelecto presto a la captación de los mensajes de la interacción; para el que lucha con su ego (que no contra); para el "open minded" ... que sí los hay.
En estas horas de cambio y que preceden a grandes cambios, me sorprende aún la renovada y diaria valorización de dos polos tan opuestos como lo son el "desapego", y el enbadurnarse con erudiciones varias, salvo el conocimiento de SI mismo.
Como ejemplo les cuento: ayer un novel amigo me contó que conoció al artista brasileño Caetano Veloso, através de un científico amigo suyo.
¿Es necesario ser científico para conocer y apreciar a Caetano Veloso, o a Maria Bethânia, mi diosa indiscutida, intocable, y a la que adoro?.
¿O solo es menester ser un SER sensible?.
En esa oportunidad recién habíamos llegado a casa con Ro y mi amigo Wilson, y ni me pasó por la cabeza comentar que habíamos ido de shopping con mi amigo el politólogo.
No lo sé, pero algo no me cierra.
Una vez mas intento apelar no ya a la reflexión, aunque no me doy por vencido, sino al sentido común.
Hemos venido entendiéndonos, entendiendo a los otros, y a nuestro lugar en este mundo, en un sentido que nos trajo al caos que hoy es nuestra sociedad planetaria, y a la caída y enzalzamiento de valores importantes aquellos y fatuos estos.
Dejemos de mirar a los considerados "grandes personajes", como si fuesen Maestros.
Nuestro Gran Maestro es nuestro Planeta, y lo somos Todos los que lo habitamos.
"El que tenga oídos para oír, que óiga".




Publicado el día Martes 06 de Enero 2010
Corregido por R.Méndez

domingo, 6 de diciembre de 2009

"2010"-


"Viver,
e nao ter a vergonha de ser feliz,
cantar, e cantar, e cantar,
a beleza de ser um eterno aprendiz.
Eu sei,
que a Vida devia ser
bem melhor, e será!,
mas isso nao impede que eu repita:
é bonita!, é bonita!, e é bonita!.
------------------------- "

Gonzaguinha
(fragmento de "O qué é? o qué é?").-


Estamos otra vez aquí.
Cada vez, llegamos más y más rápido.
Decir, pregonar, que este es tiempo de "Balances", es como asegurar que el Lunes es el día indicado para iniciar una dieta.
Plantear que es época de "perdones", "olvidos", y "reconciliaciones", para mí es tan vacuo, como creer que el Amor tiene edad.
Utilizarlo para reunirnos con personas que no hemos visto ni saludado a lo largo de todo el año, es tan hipócrita como decir "te quiero", cuando sólo nos mueve el deseo o la conveniencia.
Pero bueno ... las góndolas de los supermercados rebosan de botellas de cuello largo ... de alimentos hipercalóricos que nos caerán pésimo si los consumimos, de oportunidades para regalos que, por unas cuantas monedas, nos alivien la carga de irresponsabilidad que hemos manejado para con nuestro prójimo.
Nuevamente ponemos en lo más alto del podio la utopía(*): "el Año que viene haré tal cosa ... diré tal otra ... iré a ... estudiaré ...dejaré ...".
Los Cementerios están llenos de "buenas intenciones" que nunca fueron realidades.
Cada segundo es el momento, cada minuto es el momento, cada hora, cada día, cada semana, mes, son "el" momento, el instante de hacer lo que sentimos, sin dejarlo para mañana.
Es todo "Aquí y Ahora".
¿Lo demás? ... endílgaselo a tu egoísmo, a tu desidia, a tu "no ser".
Sin embargo la inercia te invita, y aceptas.
Te dejas llevar y desenpolvas las "flûte", los manteles, los verdes, los rojos, los dorados.
Acomodas el árbol, las luces, la casa toda.
Cocinas, ríes, parloteas, invitas, te invitan, pones mucha música, llenas las copas ... brindas, haces ruído, mucho ruido, y tal vez ... sólo "tal vez", logres "dormir" un Año más.
Felíz 2010.
(*) - Ver "La Traición de la Utopía", etiqueta: Aquí y Ahora.



Publicado el día Martes 06 de Diciembre 2009
Corregido por R.Méndez

jueves, 26 de noviembre de 2009

"PUERTAS"-


"Chorei,
nao procurei esconder,
todos viram,
mentira,
pena de mim nao pressisava,
alí onde eu chorei
cualquer um chorava,
dar a volta por cima que eu dei
quero ver quem dava.
Um homem de moral
nao fica no chao,
......... reconhece a queda e nao desanima,
levanta, sacode a poeira,
dá a volta por cima".

(fragmento de "Volta por cima")

Anoche no fue la primera vez que sucedió, fue una de tantas.
Les cuento algo que aprendí en una de mis estadas en el campo: me encanta andar a caballo, en realidad amo los caballos, ¿herencia genética?, mi abuelo paterno era Coronel del Arma Caballería del Ejército Nacional.
La cuestión es que me habían regalado un alazán llamado Avión, y una de esas mañanas en que me estaba enseñando a ensillarlo, uno de los peones me dijo:
- "Animal respetuoso el caballo, si encuentra, así sea un hilito que le corte el camino, él se detiene y no cruza hasta que le den el paso".
--------------------------------------------------
Debo reconocer que soy mucho más diestro en el manejo de la palabra, que de la escritura.
A veces me encuentro limitado por esa cosa toda del teclado, los papeles, y el modo, la manera, de plasmar en ellos, las intenciones, modulaciones, miradas, pausas, balbuceos intencionales e intencionados ... los signos de puntuación no son tan ricos, se quedan a medio camino ... al menos conmigo.
Anoche se comunicó telefónicamente mi amigo J.
Luego de los saludos y bromas iniciales:
-"Me quebré un pie.No sabés el desánimo que siento, la depresión que me entra ... por eso te llamo ... ¿cómo hacés, con todo lo que te ha sucedido, para seguir adelante, para no dejar de cinchar?".
Tres o cuatro días atrás, mi amigo A., quien tiene su día a día comprometido y ocupado en los cuidados de su salud, me escribe:
-"Eres incorregible!, comienzas a darme miedo ... pero hablemos de lo importante, dime la verdad de cómo llevas el ya no poder hacer la vida y las cosas que antes hacías".
Este año, mi otro amigo A., sufrió reveses familiares y financieros.
Los conversamos, y descartó de plano y absolutamente, la idea de encarar el presente con una actitud diferente a la que lo llevó a los padecimientos citados.
R. no deja, una y otra vez, de ponerle, al mismo perro, diferente collar.
Son innumerables las veces he que he recibido comentarios de este tipo, por eso la referencia a los caballos.
Mis amigos están detenidos frente a como que de una puerta, y no intentan, otra cosa, que quedarse inactivos, sin atreverse a poner la mano en el pestillo, abrir y liberarse a nuevas rutas que, no por desconocidas, menos ricas, menos disfrutables, menos luminosas ...¡fuera el miedo!.
Evidentemente también son innumerables las personas que tienden a ver la mitad vacía del vaso.
Y no estoy para nada de acuerdo con la imagen que este dicho común presenta.
A mi manera de entender las cosas, el vaso no está medio vacío ... simplemente es "otro vaso", LLENO, COMPLETO, PRESTO A SER DESCUBIERTO POR QUIEN SE ATREVA, A QUIEN TENGA EL CORAJE DE INTENTAR DESCUBRIR QUÉ NUEVO SABOR SE LE PROPONE POR DELANTE.
Si recorriendo una vivienda, me tropiezo con una puerta cerrada, no pienso: "aquí terminó la casa"; en todo caso pido permiso para abrirla o, si estoy solo, intento destrabarla.
De alguna manera, todos respondemos a los estímulos, con la propia conformación de nuestra estructura interna, emocional y de pensamiento, y esta, a su vez, responde a todo lo que hemos absorbido de nuestro esquema referencial, o esquemas referenciales, que hemos tenido más de uno, ciertamente.
Pero ... ¿qué hicimos con la libertad, la inteligencia, la objetivización, las miles, o cientos si quieren, de herramientas que, como seres pensantes y reflexivos, tenemos a nuestra disposición, para elaborar y asimilar las zonas oscuras de nuestro entendimiento, sensibilidad, emoción etc?.
Es necesario el "trabajo sobre nosotros mismos", todo en la Vida es trabajo, todo. Mirar más allá.
Más allá de nuestra autocompasión.
Más allá de nuestra victimización.
Más allá de ...
Mentira que somos una humanidad valiente ... ¡cobardes!, y de la peor especie.
¿Sueno duro? ... lo lamento, ciertas cosas deben ser dichas así, crudamente, sin paños tibios, para que reaccione quién tenga el poder de reacción aún activado dentro de sí, y para que quién se sienta herido busque otros caminos que, por fin lo lleven al lugar en que debe estar, y no ocupe espacio que es de otros con voluntad de sobrevivir, que de eso se trata.
Después de todo, cada Líder, cada Guía, cada Maestro, whatever, tiene el seguidor, que merece; y cada seguidor tiene el Líder, el Guía, el Maestro ... que merece.
Por eso no tuve reparos en hacer circular entre ustedes, una invitación que me llegó de parte de una amiga a quien respeto y considero, a escuchar un programa radial.
Tantos y distintos Guías, como tantos y distintos seres queriendo "despertar".
Intentamos encontrar un Guía fuerte, alguien que nos refleje lo que queremos ser, y lo buscamos para guarecernos bajo su sombra, no para que nos apuntale en nuestro desarrollo interior ... ¡eso no!.
El Gran Guía está dentro de nosotros mismos, espera, aguarda.
Si no eres tú mismo quien vaya en su búsqueda, nadie lo hará por ti, y no pasarás de ser una cabra más en el rebaño de perdedores, de energías que alimentarán el proceso de degradación de la humanidad, del planeta, del cosmos en su totalidad, y eso no vale la pena ... ni para ti, ... ni para mí ... para nadie.
Todos nosotros encontramos, día a día, muchas puertas cerradas en nuestros caminos.
A muchos se nos dio el tener que aceptar encares nuevos en cuanto al devenir de nuestros días.
Considero que lo más importante es la reflexión ínclita en la aparición de una puerta, de la incógnita que significa el atrás de ella, y por qué razón nuestro camino nos llevó hasta allí.
Y son personas descollantes y reconocidas, las que se sienten atrapadas en "imposibilidades" varias, lo cual me lleva a pensar: ¿con qué metro patrón medimos a quienes consideramos "relevantes"?.
¿Extroversión, Rebeldía, Snobismo, Carisma, Mundanidad ... ?.
¿Habilidad en algún tipo de especialización, sea en Ciencia o en Arte?. Las respuestas que he obtenido no son nada dulces, ni amables.
Hay que reaccionar.
La Humanidad toda debe hacerlo ... sólo que es una falacia el decir que para lograrlo debemos avanzar en conjunto.
Cada quien es dueño de su propio Desarrollo Personal, de su propia Elevación Espiritual, de su propia Salvación, o de su propia perdición.
Lo demás ... es arriar ganado a mi propio establo con fines de ganancias personales, que no con generosidad de Hermano.
Unos nos proponen sesudísimos revisionismos, muy valiosos por cierto, pero también facilitadores de la alienación, porque no promueven el autocuestionamiento tan necesario.
Plantean realidades de otros, miradas desde la propia y personal lupa que, si bien propone movimientos intelectuales, sólo hace crecer la erudición, que no el "Conocimiento".
Otros, los adorarores del "Becerro de oro", más cómodos y mediocres, invitan a la total pasividad ostentando, ¡cuándo no!, Doctorados y Masters de ciencias absolutamente creativas, obtenidos en la Universidad "Blablablá", ofreciendo hacer por nosotros el Trabajo instrospectivo que nos es tan fundamental para la propia Evolución, claro, ¡ a cambio de generoso cheque "al portador".
¡Ni qué decir de los "elegidos"!, los infalibles en cosas tan improbables como hurgar en los Registros de Vida, "Ascáricos", de otras personas, en alivianarnos de responsabilidades, de sentimientos de culpa, en impedir que cuestionemos absolutamente nada, pero nada, de nuestro pensar y accionar.
Algunos más Suenan y resuenan, los que no tienen nada que decir, los falsos profetas, los mercachifles, que impregnan sus discursos con palabras altisonantes: "galácticos","seres multidimensionales", "naves interplanetarias", "federaciones multiestelares", "cualidades crísticas" ... y nada de esencia.
Estamos en la Tierra, y mirar tanto las Estrellas puede hacer que no veamos el pozo en que vamos a meter nuestro pié al dar el próximo paso.
¡Basta de escapísmos!.
¡Basta de ofrecerlos, basta de aceptarlos!. Llamo desde aquí a, frente a una puerta cerrada, detenernos un momento ... y reflexionar.
¿Porqué está cerrada?.
¿Porqué llegamos a esta instancia?.
¿Qué hicimos, qué no hicimos, qué olvidamos ... qué retaceamos?.
Reconozcamos nuestras responsabilidades, que no existe esa tal "la culpa".
Démosle lugar a nuestra personal Opción, a nuestra Libertad, famoso "libre albedrío", aceptemos los riesgos de ser "nosotros mismos", que, seguramente, peor no nos va a ir, ciertamente, todo será mucho mas "nuestro", mucho mas "abarcativo", mucho mas "valiente", muchísimo, pero muchísimo mejor.




Publicado el Martes 01 de Diciembre 2009.
Corregido Por R. Méndez.

sábado, 14 de noviembre de 2009

"¿La era de la comunica ... qué?"-



Paradoja si las hay.
En el Post anterior: "e=m.c2", puse como ejemplo de "avances" que no nos ayudan a avanzar, al tan mentado desarrollo científico en el área de la medicina.
Hoy, quiero referirme al avance científico y tecnológico, en el área de las comunicaciones.
¿Estamos, realmente, más y mejor comunicados?.
Con la aparición del teléfono, y luego con el desarrollo de la telefonía fija, las personas dejaron de verse.
Al llegar la posibilidad del mensaje de texto telefónico, las personas dejaron de hablarse ...
¿Cuál será el próximo paso en el camino de la alienación?.
No sé si a ustedes les sucede lo mismo, pero me llevan los diablos, aunque intento disimularlo, cuando estoy reunido con alguien, y a esta persona le comienzan a llegar mensajes de texto, y les presta atención.
Me parece el colmo de la vulgaridad, el mal gusto, la falta de educación, respeto y consideración hacia el que tenemos en frente.
¿No les ha pasado de estar de visita en casa de alguien, y que suene el teléfono, y el anfitrión de turno se cuelgue en una extensísima charla, mientras que ustedes no saben qué hacer, ni qué están haciendo allí?.
Sí, de acuerdo, todo ello es comunicación ... sí, ¿pero de qué "calidad" de comunicación estamos hablando?.
Sé que siempre, aunque este sea un concepto invasivo, estamos rehuyendo el contacto directo con nuestro interlocutor.
Cuando hablamos frente a frente, no es lo habitual mirarse a los ojos y mantener la mirada en la mirada del otro.
Miramos cualquier objeto, o para cualquier lado ... y rogamos por el auxilio de la tecnología que permita una distracción, un ¡riiing! que nos reclame, cualquier cosa que nos "salve" de ese momento de intimidad, que no sabemos conducir, ni soportar.
Sentímos que la mirada del otro nos descubre, que con tanta culpa hemos aprendido a vivir.
Sentímos culpa, aún, de lo que no hemos hecho ... a tal grado nos tienen dominados.
"Culpa" de no ser chistosos, culpa de habernos separado, culpa de no vestir a la moda, vergüenza por no sentirnos lindos, por no tener los dientes blancos como la nieve, del color de ojos que nos tocó en suerte, de ser flacos, de ser gordos, de ser altos, de ser bajos, de ser jóvenes, de ser viejos, ... culpa y vergüenza por todo ello, y más.
La comunicación, directa, de primera clase, de intercambio personal, con el otro, o los otros nos enfrenta a nuestra realidad, es decir a todo lo que, íntimamente, sentimos que faltamos o fallamos; por eso la búsqueda denodada del anonimato y el aislamiento.
¡Tan incapaces somos de mantener un contacto íntimo tan así de simple, como es el frente a frente con un amigo!.
Incluso cuando sí estamos frente a frente y nos miramos a los ojos, y la charla fluye ... se mantiene encendido el radio, el televisor, algo que haga ruído, que distraiga la total atención y que, de alguna forma, nos ayude a soportar la sensación asustadora de saber que somos vulnerables, que podemos salir de nosotros mismos, de conjugar el YO con el TÚ, de por un instante ser NOSOTROS.
Que ya no escuchamos la voz de nuestros pensamientos, es historia harto conocida.
La cabeza ocupada haciendo cuentas, escalonando vencimientos, planificando menúes, elaborando excusas que presentar como disculpas a nuestras faltas de responsabilidad o de ética, estudios, teorías, hipótesis varias ...
Pudimos anular el sonido de nuestra voz interior y ahora, intentamos, con la parafernalia tecnológica, no escuchar, no oír, la vibración y modulación de nuestra voz orgánica.
Nos aislamos hasta de nosotros mismos.
¡Triste comunicación la nuestra!.
¡Y ni qué mencionar el anonimato de la internet, el msn, los chats!, habilitando las fantasías de quienes, amparados dentro de su especialísima cápsula de egoísmo inventan, afirman, reafirman, confirman amores, quereres, fachas, valores e ilusiones, y que cuando llega el momento de honrar lo planteado, deciden desaparecer tras tontas y vanas coartadas, por miedo, que no es otra cosa, a vivir en serio una experiencia de intercambio, y real comunicación, sensible.
"Te quiero, te quiero" pero si tienes un dolor ... bancátelo solo.
Me viene a la memoria el recuerdo de una entrevista realizada por una de las más famosas, si no la más famosa y prestigiosa, de las locutoras radiales y televisivas, además de actriz de Teatro, de nuestro País, la Sra.Cristina Morán, una mujer que hacía, y hace, gala de enorme sensibilidad y talento, acompañados de una voz sugerente y cálida, realizaba, decía, a quién había sido durante muchos años compañero suyo de trabajo, locutor, presentador, y actor también, que juntos hicieron teatro en televisión, y que, poseedores ambos de un sentido del humor especial, evidenciado en complicidades nada ocultas al ojo atento ... ¡ay!, que se me olvidó el nombre de pila de este señor cuyo apellido era Fernández, hermano del otro, Imazul, que sí siguió en los medios por más tiempo, ya que el primero mencionado tuvo un problema fuerte de salud y, por años ya no se sabe de él ... mi olvido de su nombre, como dice mi amiga Angie: "es por culpa del alemán" ... claro: el Alzheimer.
Bueno, la cuestión es que en determinado momento de la entrevista él le reclama:
- "¡Cómo esperé su visita, Señora, y usted nunca vino a verme!...
- "Es que no sabía qué decirle ... "
- "Sí, pero no sabe lo bien que su visita me hubiese hecho ...".
Poco más, y la entrevista terminó.
Creo que con este ejemplo, huelgan las palabras.
Pero como esto es muy cercano a mí, vamos a algo cercano a nosotros, los Lectores del Blogg, registrados en Blogger.
Si recorren perfiles notarán, y más aún en los que dicen que como Interés tienen la Comunicación, que no han consignado direcciones donde comunicarse directamente con ellos, a no ser a través de comentarios en su Blog.
Puede estar bien ... puede ser ... no estoy tan seguro.
¡Y ni qué decir de los Perfiles de acceso restringido!.
Siempre poniendo trabas al libre intercambio con los demás, construyendo guettos, intentando formar élites, ideando especies de salas Vip virtuales, siempre con parámetros egoístas, paranoicos.
¿Era de la Comunicación? ... ¡una verdadera mierda! ... con perdón de la mierda.
De nada vale todo lo que podamos desarrollar, que no es avanzar, creo que lo expuse claramente, de nada vale ni tendrá razón de ser, si al unísono no elevamos nuestra vibración espiritual, si no evolucionamos a un nivel superior de Humanidad, si quedamos como personas, donde estamos, que es lo mismo que ir hacia atrás.
Intentemos menos tecnología.
Démosle, nuevamente, espacio al corazón.
No es tan difícil.



Publicado el día míercoles 25 de Noviembre de 2009
Corregido por R. Méndez.

sábado, 7 de noviembre de 2009

“E=M.C2”



¿Necesito comprenderla para vivir?.
Subo la apuesta: ¿siquiera necesito saber que existe?.
Para mí, el tan mentado desarrollo y progreso del conocimiento, la ciencia, y la comprensión, no pasan de ser escalones en el descenso hacia el embrutecimiento de la especie humana.
Hay por allí un ... no, no voy a calificarlo, que no ceja en su intento de convencerme de que el páramo de egoísmo e irresponsabilidad en el que vive, es un lugar bajo el sol.
Es el que justifica todo, el que se quedó con las teorías, que gusta en sus planteos aludir Filósofos y Pensadores varios, para así demostrar ilustración, y se olvidó, o no quiso, hacerle un lugar a la más simple, pero dolorosa, experimentación sensible.
Y, creo, en la experimentación desde la sensibilidad, que no desde el intelecto, es que se abren las puertas, naturalmente, de la más amplia comprensión.
Experimentación, observación, elaboración y asimilación.
Experimentación y observación al unísono, y desde la observación de "si mismo", algo que visto desde la teoría parece tan difícil, y cuando lo aplicamos, es harto fácil.
En estos días me he planteado de qué le ha servido a la humanidad todo el bagage de explicaciones sobre el mundo exterior, que carga sobre sus espaldas ... ¿sino para deshumanizarla?.
¿Para colocar todo su interés en lo externo, en lo no esencial, en lo efímero?.
¿En buscar la explicación de los por qués del otro, antes que los suyos propios?, siendo que una vez resueltos éstos, aquellos se explican por sí solos, en la sabiduría del "conócete a ti mismo, y conocerás al Mundo".
La primera vez que leí sobre el "Aquí y Ahora", que no de otra cosa se trata, fue a mis veinte años de edad, en medio de la vorágine de futilidad, frivolidad, promiscuidad, que era mi vida en aquel entonces, en esa dicotomía que me mantenía, como al ángel del Apocalipsis, con un pie apoyado en la tierra, y el otro en el mar, lo leí, decía, en uno de los libros escritos por Ouspensky sobre sus experiencias vividas al lado de Gurdrieff: "Fragmentos de una Enseñanza Desconocida", e inmediatamente lo llevé a la práctica, lo experimenté, y comencé a observar qué sucedía.
Mi nombre: Jorge, no recuerdo en qué lengua, significa "labrador", ¡y la puta que se dio cierto!.
Aquella experimentación es fácil, y lo es también la observación, se complica con el mantenerse en esa línea de acción, ya que tendemos a "dormirnos y soñar que estamos despiertos".
A estas alturas ya habrá entre ustedes quien piense: "no se puede negar lo necesario y beneficioso que ha sido y es el avance en la medicina".
¡Lo niego y lo hago pelota!.
¿Calidad de Vida? ... ¿de qué me están hablando?.
¿Calidad de Vida mantener a alguien como que anudado a las consultas médicas incesantes, a análisis cruentos, a máquinas frías, a diagnósticos stressantes y emocionalmente devastadores, a medicaciones que sirven para mejorar algo y destartalar lo poco que queda sano?.
¿Calidad de vida es el no coma, no beba, no consuma, no.............?.
¿Estamos hablando de Calidad de Vida, o de Expectativa de Vida, o como prefiero llamarla: Expectativa de Duración?.
Porque eso es lo que sucede, la gente dura más, no Vive más.
¿Y durar para qué? ... ¿Y por qué?.
¿Para superpoblar el Planeta, aumentar el consumo, las hambrunas, la falta de espacio y, con eso, justificar guerras y avasallamientos varios?.
¿Para darle un sentido al "lo dejo para mañana", como lo he planteado en mi artículo "La Traición de la Utopía" del 12 de Octubre de 2008, en este mismo Blog?.
¿Por miedo a la muerte ... a lo desconocido? ... ¡otro miedo más!.
Si al menos utilizáramos ese tiempo "ganado" para descifrar los mensajes ínclitos en nuestra salud quebrada ...
Si al menos parásemos la tendencia a culpar a otro, al destino, a Dios, a lo que fuese y, revirtiendo la mirada, observásemos nuestro pensar, accionar, sentir, las energías que enviamos al Cosmos, los cuestionamientos que hemos dejado para otro momento, el Amor que hemos dejado de dar y que nos hemos negado a recibir si es que no venía de quién, cómo y cuándo nosotros lo habíamos dispuesto, en una vana programación que poco o nada tiene que ver con lo que la Vida nos quiere enseñar.
Claro, son sólo mis ideas.
Es que entiendo que nos queda, si es que nos queda, tan sólo un poquitito de tiempo más para que logremos parar con toda esta loca carrera de vanidades y vanaglorias hacia la nada más incierta y absoluta.
Siempre huímos y rehuímos al, y del, dolor.
Ese es el primer escollo.
En definitiva, todo en la Vida es un escollo para algo.
Y en la superación de ese escollo está la coronación del logro.
En este momento el logro somos nosotros mismos, cada uno de ustedes, yo mismo, y creo que el escollo bien vale la pena ser derrotado.
Dios, el Cosmos, la Voluntad, el Tao, lo que quieran, nos ha dado las armas para vencerlo, y el intelecto y la sensibilidad para objetivizarlo, identificarlo, y metabolizarlo.
Hemos sido afortunados, y deshechamos esa suerte en pos de ganancias fútiles, de perdernos a nosotros mismos, y a la maravilla y delicia que es la Vida vivida desde la aceptación, la simplicidad, y la comprensión amplia y nada intelectualizada, natural, de las cosas y los demás.
Me ha venido a la cabeza, una imagen como rara, pero ya lo saben ...¡yo soy raro!.
Nos veo a toda la humanidad, ustedes y yo mismo, como pasajeros en aquella noche fatídica, a bordo del Titanic.
Asimilo los tapados de pieles de las señoras, los abrigos de los hombres, a la pesada carga de "sabiduría" inútil que portamos hoy en día.
Toda esa ropa de abrigo, que, además, los distinguía del resto del pasaje anónimo, no les sirvió de nada en el momento crítico, en la hora de la Verdad.
La orquesta tocando, es como aquellos que intentan sacudir las conciencias, y que nadie escucha.
El Planeta, herido cual el buque, espero que no de muerte, poco a poco escora.
El grueso del pasaje, todas las gentes, confían en que nada sucederá, tal cual hoy, creen que todo seguirá como está.
El resto ya es pura cosecha de mi propia especulación.
Creo que es bueno mirar hacia atrás, mirar como ya lo expresé en varios artículos en este mismo Blog, la historia desde diferentes ángulos y estados de Conciencia.
Las respuestas están, la Verdad reluce.
¡Es tan bello todo, absolutamente todo lo que existe!.





Publicado el día Viernes 13 de Noviembre de 2009
Corregido por R.Méndez

martes, 3 de noviembre de 2009

"Barbarella Lourdes ya no vive aquí"-


"Eu, sem vocë,
nao tenho um por que,
porque sem vocë
nao sei nem chorar,
sou chama sem luz,
jardim sem luar,
luar sem amor,
amor sem se dar.
E eu, sem vocë,
sou só dessamor,
um barco sem mar,
um campo sem flor,
tristeza que vai,
tristeza que vem,
sem Vocë, meu Amor,
eu nao sou ... ningem".
Vinícius de Moraes
(fragmento de "Samba em prelüdio").
Los amores no se comparan ... pero tú fuiste perfecta.
La descripción misma de la dulzura, el cuidado, la mesura, la delicadeza ...
Te gustaba, y lo buscabas, ser mi respaldo y mi almohada y, aunque yo no lo comprendía, aceptaba tu propuesta.
Eras la alegría de cada día, la razón de volver a casa, el sentirme útil para alguien, necesario, me diste sentido de pertenencia.
Me haces tanta falta.
Ya no podré levantar el teléfono, esté yo donde esté, y preguntar por tí, para cortar, luego, sintiendo una opresión en el pecho, y la urgencia de subir a un avión, para que estuvieras nuevamente a mi lado.
Te veías tan bonita cuando salíamos de paseo.
Las personas admiraban tu porte y simpatía, mientras yo no cabía en mí, de tanta vanidad.
Te adaptaste sin una sola queja, un solo reclamo, cuando las circunstancias cortaron nuestras salidas, y a cambio conseguí para tí este pent house con esta terraza que, ahora sin tí, ya no tiene razón de ser.
Me diste casi diecisiete años de alegría y, a cambio, te di lo mejor que supe hacer.
Y lo hice hasta el final.
Te fuiste entera, con toda tu dignidad, sin conocer el dolor, sin degradación ni desespero.
De un sueño, a mi lado, continuaste a otro.
Ahora te toca a tí, mirar por mi.
Los dos sabemos que sólo tú lo hacías, y que ahora estoy solo.
Te extraño, te quiero muchísimo, Blushie, hasta pronto, mi Amor, hasta pronto.

domingo, 25 de octubre de 2009

"L'Amour, toujours l'Amour!" -


¡Qué ganas de joder!.
Todos parloteamos, filosofamos, desgranamos aparentemente sesudas definiciones, discutimos, sufrimos,intentamos, nos fingimos generosos, comprensivos, ¡qué ganas de joder!.
Tengo uno por allí, que siempre se las dá de superado, de libre, de amplísimo en su forma de aceptar al mundo y lo que este le ofrece, tan pagado de la imagen que tiene de si mismo, de individuo criterioso, inteligente, y harto coherente... que intenta disfrazar, tras una máscara de "no se pueden establecer parámetros", todo su egoísmo, falta de entrega, sujeción a la conveniencia, e incapacidad de maduración.
Otra por allá que , anudada a su papel de eterna víctima, cada tanto cae en pozos depresivos por los desamores que ella misma se acarrea...
Otro más acá, que pretende, en lugar de buscar su par, que quien aparezca acepte sin peros su propuesta, sin pararse él a pensar si esta conviene al otro, o sólo a sí mismo, y luego tira acusaciones y descréditos sobre el blanco elegido.
En aquel rincón oscuro, le hice lugar a los manipuladores.
A mis espaldas oigo respirar a los melindrosos y a los cobardes.
¿Y qué les diré de mí, que soy el peor de todos?.
¡Qué ganas de joder!.
Mi amiga Susana, dice que:un matrimonio feliz es de tres".
Y ya comienzo a creerlo sin excepciones.
¡Qué ganas de complicarse la Vida, y de complicársela a los demás!.
Aceptemos de una vez por todas nuestra incapacidad de amar y, quizás, ese sea el primer paso para comenzar a hacerlo.
Reconozcamos nuestra inmadurez afectiva y de la otra y, seguramente, crezcamos como Seres Humanos completos.
Lo querramos o no, ya no nos queda más tiempo y, aún así, no cejamos en nuestro intento de buscar el pelo en la bola de billar.
Estoy cansado de oír pontificar, ¡y de oír a quiénes!, pontificar, decía, sobre el Amor Absoluto y Universal... ¡estoy harto!.
¿Qué me hablan de Amor Absoluto y Universal, cuando no sabemos ni siquiera amarnos a nosotros mismos?.
Cuidado, que amarnos a nosotros mismos no es mirarnos al espejo y decir: ¡qué lindos que somos!, ¡cuántas virtudes y valores y talentos tengo!.
¡No!, es aprender todos los días a crecer, a vencer al egoísmo nuestro de cada segundo,a la indiferencia, el facilismo, la impavidez, los sueños, la eterna tendencia a vivir en un mundo de ilusión, que a una manzana no le alcanza con serlo para que alguien la elija del cajón, de entre otras, y la lleve a su boca.
Entonces...¿por qué creemos que merecemos amor, atención, tolerancia, disculpas?...¿ por el sólo hecho de haber nacido, y querer que nos amen?.
¡Despertemos!.
¡Pongámonos las pilas!...¡y dejémonos de joder!.


Publicado el Martes 27 de Octubre de 2009
Corregido por R.Méndez

viernes, 25 de septiembre de 2009

"Viaje de una larga Noche hacia el Mediodía" - CAP.IV - EL PRISIONERO de la calle ECHEVARRIARZA


La intervención fue exitosa, sin embargo debo volver en Julio del próximo año, para quitar las cataratas.
A pesar del infierno personal que estoy atravesando, hago lo posible por tratar de sobrellevarlo y hacer la estadía lo más parecido a unas vacaciones, divertidas y fáciles.
Pero no es así para Robert, y eso, evidentemente, me afecta y cansa.
Cuando viajo no dejo cabos sueltos, en ningún sentido, en ninguno.
Así, personas de su amistad o relación, traen problemas, desde los más tontos, a los más preocupantes por la lejanía.
Desde la rotura de un vidrio, a la resolución de la disolución de una relación.
Volvimos a Montevideo con planes para el futuro: iniciar una empresa, el próximo viaje, cuestiones de convivencia.
Ya sabía yo lo que sucedería al regreso, pero igual aposté, orando por equivocarme.
Lamentablemente acerté.
Robert permitió que personas manipuladoras impusieran distancia entre él y yo.
En Diciembre volvimos a vernos, y la cosa allí quedó.
En estos días mi amigo Sergio, aquel que se había comprometido a acompañarme en todas estas instancias, reapareció como que nada hubiese sucedido, y anunció su presencia ese Fin de año, en mi casa.
A estas alturas ya no lo soporto mas pero, habíamos sido tan patas, él fué quién me llevó a las consultas con sus profesionales amigos, que derivaron en la realidad de hoy en día, que bueno, que viniera y veríamos qué aún se podría salvar de nuestra amistad.
Pasa Navidad.
Pasa Fin de Año.
Llega Febrero, día 15, mi cumpleaños.
Es jueves, y por lo tanto está Nancy en casa.
Suena el intercomunicador.
Luis, el portero de la mañana, me informa:
- "Sr.Etchepare, habra la puerta que le mandé un regalo:
Abro...y parado en el palier, está Robert.
Volvió a Montevideo y está trabajando, otra vez, aquí.
El día sábado daré una reunión para mis amistades, todos quieren conocerlo, le invito a venir, pero sin compromiso.
Vino, y mis amigos quedaron encantados con él, hombres y mujeres por igual.
Al despedirse:
- "Chau, Ro, llamame alguna vez", le digo.
- "Trabajo sólo de noche, a partir del lunes nos vamos a ver más seguido".
Confié.
Llega Abril, y sin noticias de Robert.
Recibo un llamado del Dr.Adrián Antes, el oftalmólogo, preguntándome si podría enviarme un paciente suyo, un chico de veinte años, que también necesita viajar a New York.
Se comunica conmigo la madre.
Con sólo oír la voz de aquella mujer, sé que,más allá del problema físico, la raíz del corte de salud, es una tremenda somatización.
Hago lo que está a mi alcance por ayudar a Federico, ¡pobre Federico!.
Me surge la idea de poner una Fundación para ayudar a este tipo de personas que no tienen la menor idea de cómo moverse con los trámites en el exterior, ni con las agencias de viajes, ni con los aeropuertos, y menos, con las distintas condiciones y cualidades de las personas que, obligatoriamente, deberán tratar a lo largo de su odisea particular.
Pasan los meses sin noticias de Robert, ni siquiera respuestas a los mails que le envié por el día del Amigo, o en Junio por su cumpleaños.
No espero más.
Se acerca la fecha del segundo viaje, y no tengo acompañante posible.
Busco, rebusco, hago pactos hasta con el diablo...ni aún así.
Soy consciente de que exijo bastantes condiciones que, por otra parte, son más que lógicas en mi situación.
Dependo casi en un cien por ciento de la persona que me acompaña, en cuanto al manejo de la tarjeta bancaria, de la confianza de que no me deje en el aeropuerto y desaparezca, de que una vez en los Estados Unidos, no quiera regresar a Uruguay, y soy el responsable, ante el Estado Norteamericano, de que no viole las leyes de inmigración, que no fume, que no sea alcohólico, que no esté para la joda, etc.
Un día...Sebastián B..
En mis desesperados e infructuosos intentos de conocer un posible acompañante, llamé a residencias estudiantiles, y de allí surgió.
Congeniamos, si bien es demasiado joven.
Acuarianos los dos, Tigres los dos, Oxalá los dos, rayes parecidos, también.
¡Cómo me gustaría que fuese de mi familia!.
Educación de príncipe, prudente, genial.
Viene a mi casa dos veces por semana.
Me lee los libros que me habían quedado inconclusos y, por causalidad, son los mismos que él siempre ha querido leer.
Estudia para ingresar a la Licenciatura de Enfermería.
No sólo se ganó mi confianza, sino que entre los dos nace un afecto muy bueno.
Cuando le ofrezco viajar conmigo, responde que teme extrañar a su familia.
-"Son apenas veinte días", le digo.
No hay caso.
Un día tenemos un desacuerdo y, por más que él trata de remediar la situación, yo no sé manejar el barco, y este naufraga.
¿Y ahora qué?.
En la primavera del año pasado, 2006, Robert y yo caminábamos siete kilómetros por la Rambla, todas las tardes.
Con Sebastián, como es el gélido invierno de este 2007, no salimos casi nunca.
Siento la necesidad de hacer ejercicio, de estirar las piernas, siempre me gustó caminar por mi ciudad, el aire de mi ciudad, y yo solo no puedo ir, y encima de todo, también por el problema en los ojos, los oftalmólogos no me permiten volver al Spa.
Es Setiembre y no veo salida a esta situación.
Tengo mi primer ataque de pánico, que me toma totalmente de sorpresa.
Estoy en la salita de mi casa, cuando siento que se me entumece todo el cuerpo, y que pierdo contacto con el piso y con el mundo que me rodea.
Un solo pensamiento me asalta: ¿qué será de Blú si me pasa algo?.
Como puedo me incorporo del sillón, y una eternidad me llevó caminar unos pocos pasos hasta el intercomunicador para llamar a Luis, el portero.
Aún no he colgado el auricular, cuando Luis toca a mi puerta, y yo estoy en el décimo piso.
- "¡Sr.Etchepare!".
No me animo a soltar el marco de la puerta de la cocina, de donde estoy agarrado.
- "Ya voy, Luis, no puedo caminar, siento que me caigo".
Logro abrir la puerta del apartamento y franquearle el paso.
Entra, me ofrece el brazo, y nos sentamos en los sillones del living.
- "Tranquilo Sr.Etchepare, relájese, respire hondo...".
Luis me ha tomado un gran aprecio desde que llegué al edificio.
Trabaja aquí desde hace diecisiete años, desde la misma inauguración del predio.
Charlamos un rato y, luego de cerciorarse de que estoy más estable, se retira no sin antes asegurarme que siempre que lo necesite, él estará.
Sé de sus buenas intenciones, pero debe cumplir su horario de trabajo, a más de sus propios problemas personales, así que le agradezco, y sé que no lo molestaré otra vez.
Caigo en picada hacia un pozo de depresión.
Esa noche siento que comienza un nuevo ataque.
Hace dos días tuve el primero, así que estoy prevenido.
Cuando se me tensan los músculos de la nuca, y toda mi columna se pone en tensión, aplico los conocimientos que tengo sobre relajación y autocontrol, lo venzo, y quedo totalmente dormido y en paz.
Buscando respuestas a interrogantes que me han surgido, encaro una regresión.
Entiendo lo que pasa, y por qué pasa.
En una segunda regresión, veo mi futuro, es decir, nuevamente veo lo que la Vida espera de mí en el futuro, y temo no estar preparado para ello.
Mi mundo, antes tan ancho y tan mío, se ha reducido a las paredes de mi casa, y a la visita al supermercado, dos veces a la semana, del brazo de Nancy.
Mis amigos, presentes siempre en la reuniones que organizaba, ni telefonean para saber de mí.
Soy yo quien les llama e, invariablemente, vuelcan sobre mí todo el peso de sus complicaciones, angustias, insatisfacciones y, como siempre, les doy la palabra que sé necesitan escuchar.
No sé por qué, pero no les guardo rencor, está bien.
--------------------------------------------------
Siempre entiendo todo, comprendo todo.
A cada persona y cada situación.
Si me hacen lugar, trato de brindar mi apoyo, mi opinión y mi fuerza...sin embargo, cuando soy yo el que necesita...no encuentro a nadie.
Nadie que entienda, nadie que comprenda, nadie que dé fuerzas cuando las mías flaquean.
Nadie hace nada por mí si no hay dinero de por medio...está bien...no puedo pretender que sean como yo soy.
Es cierto, la Sra.Nancy sí hace cosas por mí, y no exije ni espera nada a cambio.
No mis amigos, que si bien no esperan dinero, me veo obligado a poner mesas de té, o invitarlos a una confitería.
Las pocas veces que dedicaron tiempo a estar conmigo, no me ofreciéron salir a caminar, ni el ir a tomar un café a uno de los tantos bares que hay por aquí, sino que vinieron a mi casa que sí, para ellos es una salida, mientras que para mi representa la continuidad del encierro.
Y todavía, como dice mi tía Nelly, debo "agradecer como un chino: las dos manos juntas como rezando, haciendo reverencias, y caminando para atrás".
Está bien, es lo que me tocó y, como hablábamos hace poco con mi amigo Álvaro, a quien le suceden algunas cosas similares, uno no puede, no está en uno, ser de una forma diferente a como es, aunque los demás lo ameriten.
Es como que en la caída del titán, del selfmade man que, cuando toca tierra, debe ser él quien debe reincorporarse como pueda pues no hay ni una de todas aquellas manos que se tendieron solicitando ayuda, tendida para ayudarle.
El espíritu ve las sombras cirniéndose en el horizonte y, por una extraña razón, no lo alcanzan para bañarlo de oscuridad.
Pero desciende una escalera de caracol, rugosa, incómoda, fría.
Debe reinventar mundos para no ingresar en la depresión.
Debe creer en que siempre el sol está sobre la tormenta, y debe seguir manteniendo la fachada de "no problem", porque sabe que hay personas que necesitan de esa imagen para seguir creyendo en la vida y seguir luchando.
Duele.
Pienso en una imagen que me quedó grabada en la memoria.
Una mañana estaba asomado a una de las ventanas de mi apartamento en la calle Jackson, en el Parque Rodó.
Por la vereda de enfrente, bajo los árboles, viene caminando una señora de edad, con evidente fastidio, llevando a un perro también viejito, de la correa.
El animalito, a quién se le notaban los años, camina con dificultad y lentamente.
Cuando se detiene, o pretende detenerse a olisquear uno de los árboles, la mujer le da tirones de la correa y continua caminando, que nunca se había detenido.
El pobre animal miraba con aire de resignación el lugar del que era alejado, y así doblaron la esquina.
El egoísmo que nos imbuye es repugnante.
Las personas a medida que cumplimos años, y nos aparecen dificultades, reclamamos del otro atención y consideración.
En realidad lo hacemos siempre que tenemos alguna dificultad.
Más, cuando se trata de nosotros dar atención y consideración, así se trate de dársela a un ser con diferente ciclo biológico, somos impermeables a la necesidad explícita del otro.
Hago, y ruego a Dios me permita, lo posible por comportarme con Blushi de manera bien diferente.
Son pocas las horas del día para decirle cuánto la quiero, cuánto le agradezco haberme dedicado toda su vida, a no haber tenido nunca mal humor, a quererme tanto.
Aquella mujer horrible, fastidiada y enojada, que no se hacía cargo de la vejez de su mascota, y no consideraba la posibilidad de la más mínima comprensión, seguramente clamaría por la atención de los demás hacia sus propias cosas.
Así somos, ¿cómo puedo yo pretender de los otros, algo diferente para conmigo?.
Ni familia, ni amigos...pero debo seguir, no puedo no seguir.





miércoles, 23 de septiembre de 2009

"I.M.A.Ss." -


Desde que volví de mi primera operación oftalmológica en Estados Unidos, tengo la intención de ayudar a todos aquellos que, al igual que yo, necesiten viajar para solucionar su problema, sea este de la índole que sea.
A partir de mi propia experiencia comprobando que uno no cuenta más que consigo mismo y con la gente que pueda pagar por sus servicios, he decidído fundar la "IMASS", la International Medical Appointment Services, una Fundación sin fines de lucro que se encargue de solucionar los diferentes problemas que se presentan cuando uno debe viajar`por cuestiones de la propia salud.
Al pronunciar la sigla del nombre de la Fundación, en inglés, suena a: "Yo soy un Sí", y eso es lo que pretendo, y conseguiré, que sea.
Teniendo en cuenta mis contactos, el vínculo que establecí con ellos, y la experiencia obtenida, me veo con la capacidad, las ganas, y las fuerzas necesarias para allanar el camino a cualquier persona que así lo necesite.
Al día de hoy la idea es, y las bases y los colaboradores están a la orden, conseguirle al cliente de la Fundación, las citas médicas con el Profesional indicado por el Médico tratante en su lugar de origen, las reservas de pasajes, alojamiento, e incluso servicio de acompañantes, si lo requiere.
El proyecto además, incluye, más adelante, la posibilidad de solventar parte de los gastos que tales asuntos demanden, con dinero de la propia Fundación.
Ya vendrá el tiempo propicio para procurar Patrocinadores que crean, también, en la Causa en que me embarco.
Ya estoy realizando las consultas y los trámites necesarios para que la IMASS comience a trabajar lo antes posible.
Así será, ya lo verán, claro, si Dios lo permite...¡y sí que lo permitirá!.



domingo, 6 de septiembre de 2009

"Adán Titán"



".....Nunca mais
quero o teu beijo,
Mas meu ultimo desejo
você nao pôde negar:
se alguma pessoa amiga
pedir que você lhe diga
se você me quer, ou nao,
diga, que vopcê me adora,
que você lamenta e chora
a nossa separaçao.
E às pessoas que eu detesto,
diga sempre que eu nao presto
que o meu lar é o botiquim.
e que eu arruinei sua vida,
que nao mereço a comida
que você pagou p'ra mim".
Noel Rosa
(fragmento de "Ultimo desejo")

Miro y repaso mi ropa en el placard que compartimos.
Nada que me invite a tomarlo, nada que me tiente a conservarlo.
Cierro la puerta y me acerco a la ventana.
Afuera la tarde permite guiños a la próxima primavera que ya se avecina.
En mí, el más crudo de los inviernos.
- "¿Qué hacés?, ya llegué", dijo Adán, tirando su bolso de viaje sobre la cama.
Lo miro, se acerca, me abraza, y su perfume, el que usa porque sabe que me gusta como le sienta me envuelve, pero esta vez no me penetra...me sofoca.
- "¿Me extrañaste?".
No puedo responder, su boca se apodera de la mía, y su cuerpo me aprieta demasiado.
------------------------------------------------------
Ya debería de haberme acostumbrado a la idea, y a los hechos.
Adán siempre hace lo que quiere, aunque parezca que lo consulta conmigo.
Hasta ahora ha tenido razón, ha estado en lo cierto.
No todos somos iguales, los riesgos que tomo son muy bien calculados, por eso mi vida empresarial fue de corto alcance, y la de Adán aún continúa.
Nos presentó un amigo en común, por una cuestión de negocios, algo referente al marketing y comercialización de parte de la producción de la empresa de Adán, que podría beneficiarnos a los tres.
La negociación no tuvo buen fin, pero este me buscó por otros asuntos de su particular interés...o al menos eso dijo.
Estábamos, Adán y yo, atravesando sendas crisis: familiar, una separación, él, personal, existencial, yo.
"Meu mundo caiu, e me fez ficar assim..." como canta Maysa.
Tal cual, de un minuto a otro, literalmente, mi mundo todo se había derrumbado.
No es fácil componer, recomponer, acomodar, reacomodar, inventar, reinventarse.
Sus varios telefonemas diarios, a cualquier hora del día, y extensos, extensísimos, me sacaban de mis pensamientos y mi rutina gris.
Los acepté de buen grado, y hasta me divertía el juego que proponían, ya que me sentía a salvo de cualquier otra situación para la que no tenía ninguna buena disposición, y además nos separaban doscientos cincuenta kilómetros de distancia.
Adán me paseaba por los vericuetos de su profesión, por los caminos de lidia con el personal, y se interesaba por mis cosas, por mi persona, por mis opiniones.
Un día, y sin saber cómo sucedió, el extraño era parte de mi vida, y según él, yo era parte de la suya.
Me encontró totalmente con las defensas bajas.
Tomó posiciones sin que yo siquiera lo notase, hasta que fue demasiado tarde como para reaccionar.
Me encontré esperando sus llamadas, como si fuera la mas terrible adicción a la mas temible y adictiva droga de diseño.
También él decía sentir como insoportable la soledad en que vivía.
Con el tiempo nuestras ideas parecieron tener, cada vez mas, convergencia.
La charla le dió paso al afecto, y me sorprendió cuando me reveló lo que estaba sucediendo en su interior en relación a mi.
Me invitó a vivir con él...y acepté.
Deberíamos esperar un tiempo para eso pues, mi situación aún no estaba resuelta.
Acordamos esperar, y la comunicación continuó, fluída y profunda.
Varias veces prometió visitas.
Nunca cumplió.
En alguna oportunidad por un impedimento mío, todas las demás por, según dijo, requerimientos de la fábrica.
Los argumentos parecían plausibles, así que no me importó, mas tomé debida nota; igual que sucedió con otras promesas en otros sentidos.
- "¡Es una locura, no lo conocés!", decían amigos, amigas, y familiares.
- "¿Vas a dejar tu casa, y vas a irte tan lejos?", cuestionaban unos y otros.
Sí, lo haría, por primera vez tomaría un riesgo no calculado, una locura totalmente improbable en otra época.
En esos días Adán sufrió una tremenda crisis financiera y el embargo de su empresa.
La traición de un antiguo socio, obró en tal desgraciado hecho.
Buscó mi apoyo emocional, y compartimos, a distancia, horas de reflexión y de distintos planes.
Comencé a despedirme de lo que consideré había sido una bonita y prometedora fantasía.
Sin embargo Adán, no siguiendo mis consejos, desoyendo otras opciones, decidió arriesgar en grande, y arriesgó.
Dos puntas tiene el camino, y dos riesgos tiene su decisión.
El primero es que la suerte, la buena, no le acompañe; el segundo, el más peligroso, que se exacerbase su titanismo.
La ternura e indefección que la inmensa seguridad en sí mismo escondía dentro del cuerpo de aquel hombre grande, llevaron a que lo admirase, y que luego sintiera que quería permanecer en su vida.
Y me mudé con él.
Cambié la ciudad por un pueblo del interior; mi departamento en un barrio caro, por una casa al lado de la fábrica, pero no me importó, la pasábamos bien.
Fui testigo del egoísmo, la dependencia, la debilidad, y de la mentira del titán.
Varias veces lo conversamos, y hasta pensé que habíamos llegado a acordar en la necesidad de vencerlo.
Sin embargo, algo me molestaba, algo no me dejaba creer en todo lo que Adán decía.
Cada pequeña falla en nuestra relación, tenía sobrada y comprobable coartada.
Llegué a creer que me estaba ganando la paranoia.
No tuve presente a Berthold Brecht, lo digo por aquello de: "...ya es tarde, hoy vienen por mí".
En este tiempo compartido, la vida fue casi una interminable fiesta para los dos.
Dividíamos el llevar la casa, la cocina, los gatos, y el té.
Debatíamos por horas cuestiones de su Empresa, cuestiones de la Vida, cualquier minuto nos encontraba afines al encuentro íntimo, sin vergüenzas, sin reparos, sin límites.
Hubo cambios en mi vida, sí, y también en la de Adán, quien aparentemente, viró ciento ochenta grados para permanecer a mi lado, y que yo permaneciera al suyo.
Claro que existían diferencias entre los dos.
Varias veces cada uno de nosotros se encerró en sí mismo, echó cerrojo, y apagó la luz.
Nada que una disculpa, aunque pedida entre dientes, ni que un tradicional five o'clock con scons, manteca y mermelada de naranjas amargas, no lograran hacer ovidar.
Hace unas semanas que veníamos viendo la necesidad de establecer algunos cambios en las funciones de algún integrante del personal.
Habitualmente Adán viaja acompañado por un secretario de planta, a colocar mercadería y visitar clientes.
No es necesaria su presencia en dichos viajes, e igual los hace.
Esta vez hubiese sido bueno que él pensara un poco en mí, en como me sentiría, y que dejase de lado su total y absoluto gusto y ganas.
- "Cherchez la femme!", dicen los franceses.
Sé quién soy, qué ofrezco, y qué doy, por eso los tradicionales celos no encuentran caldo de cultivo en mí.
Es el caso que una nueva operaria de la planta comenzó un juego obvio hacia Adán.
Un juego del que Adán y yo reíamos al comentarlo, pero que a todas luces, para mí, podría tener consecuencias negativas para el negocio y la relación entre los compañeros de trabajo.
Conversamos sobre estas cuestiones, hice saber mi opinión y mi disgusto con la situación, y no tocamos más el tema.
La chica, a todas luces demasiado osada, continuó haciendo la suya, sin que nadie se lo impidiese.
La semana pasada Adán decidió el cambio de acompañante en el próximo viaje.
Él no gusta de dirigir en carretera y necesita, como acompañante, alguien que sí lo haga, y con idoneidad.
Era cantado que la elección caería en la operaria de marras.
Me pareció algo totalmente arriesgado, insostenible, no por lo que pudiera pasar entre ellos, sino por las consecuencias posibles que conllevaría viajar con una menor, de un comportamiento tan arrivista, tan osada, las murmuraciones de la gente del lugar, y las responsabilidades que un acto tan irresponsable podría generar en nuestra vida.
No era la única alternativa.
Adán prometió pensarlo y ver qué otra solución tomaría.
Confié en él.
Hoy a la mañana, en el desayuno, muy sonriente me informó:
- "Salimos dentro de un rato.No tengas cuidado, tengo todo controlado, se hará como yo lo tenía planeado".
Quedé sin palabras.
No se hizo cargo ni le importó lo que yo pensara o sintiera.
Nada era más importante que él y su titanismo.
Él lo podía todo, controlaba todo, hacía y deshacía...o al menos eso él creía.
Ya no era algo divertido, me dolía.
Vio mi cara de estupor, y escuchó mi silencio.
No le importó.
Ya conozco la rutina: luego vendrían las disculpas, las miradas compungidas, los "tenías razón", ¡y qué me importa a mí tener razón!.
¿De que me sirve tener razón una vez más?.
Mil veces hubiese preferido que hiciera lugar a lo que siento, a cómo me siento, y a hacerme sentir mejor.
¿De qué sirve el amor sin consideración?.
--------------------------------------------------
Esa presión de su cuerpo, hasta ayer mismo, me hacía bien, me sentía fundir con él, lo sentía protector, contenedor, confiable...
Intentando encontrar en mí, la respuesta de siempre, su lengua, ávida, recorre cada milímetro de mi boca, y no la halla.
Manteniendo el fuerte abrazo, aparta su cara de la mía, me mira a los ojos, y pregunta:
- "¿Pasa algo?".
Sostengo su mirada y respondo:
- "Terminó",mi voz suena triste y firme a la vez, "Me voy".
Adán se separa y se deja caer en el borde de la cama.
Se le nota como vencido, pero ya no me importa.
Tomo un abrigo cualquiera, la llave de mi auto, dejo el llavero con las de la casa, y entro al baño a quitar mis cosas.
Miro la mesada con detenimiento.
Testigo de tantos encuentros amorosos, risas y maloshumores.
Estiro la mano hacia el enorme botiquín... y refreno el impulso para abrirlo.
No, no quiero llevarme nada.
Ni el cepillo de dientes, ni siquiera la máquina de afeitar.



Publicado el martes 15 de Setiembre de 2009
Corregido por R.Méndez

martes, 25 de agosto de 2009

"Catolicismo - Mis Experiencias Espirituales" - Última Parte


6 de Noviembre del 2002

a siento que han pasado como mil años desde que Jesús me respondió que aún el tiempo de mi misión no había llegado.
Así que hoy volví a la carga.
-“Jesús, ¿cómo podré hablarle a las personas de Ti, si yo no tengo la menor idea de nada?”
-“Cuando llegue el momento, Yo te indicaré qué hacer”
-“Pero y si meto la pata?”
-“No la meterás, pues seré Yo quien hable a través de tu boca”
-“Voy a tener que estudiar las Escrituras...”
.”Tu misión no será evangelizar, recuerda que ya no hay tiempo, lo tuyo será dar testimonio”
Me quedé con estas palabras de mi Amado.

7 de Noviembre del 2002

laro que la paz no podría reinar mucho tiempo en mi mente.
Esta noche tengo otras preguntas, referentes a lo mismo de ayer.
-“Dime, ¿cómo podré ser creíble a los ojos de los demás, si no tengo una vida ejemplar en ningún aspecto?”
-“Hay mucha gente que te escuchará, justamente por haber atravesado por las mismas vicisitudes y experiencias que tú has vivido.”
-“¿Pero no seré denostado y ridiculizado por los otros?”
-“¿Temes a eso?”
-“No, pero me preocupa que los que me quieren se sientan alcanzados por esa cruz”
-“No te preocupes, no los rozará”

20 de Noviembre del 2002

uizás por haberle pedido a Jesús por tanto tiempo que me usara para aquello que Él deseara, no me llamó la atención cuando me dijo:
-“Quiero que reces la Coronilla de Mi Misericordia por ocho meses seguidos, los días 28 de cada mes, en la Capilla de la Misericordia”.
-“¿Cuántas personas deberemos ir?”
-“Cinco”
-“¿Y de dónde las consigo?, yo no conozco a nadie”
-“Yo me encargo de eso”
-“¿Deberemos vestirnos de alguna manera especial?”
-“Por ahora no, sólo lleven un escapulario con mi Imagen, pendiendo de una cinta de seda color lila morado”.
La Capilla de la Misericordia resultó ser la forma en que llaman al Santuario de Jesús Resucitado, en Tres Cruces.
El primer día de rezo tuve que ir solo.
Hube de sobreponerme a la inseguridad y zozobra que el derrame en mi vista me produce y, dado que la persona que se había comprometido a llevar adelante conmigo el pedido de Jesús, me falló, consideré que esto era una prueba que el Señor me ponía para testear el grado de mi unión con Él.
Pocos días después de esta Coronilla Jesús me preguntó:
-“¿Hasta dónde llega tu compromiso conmigo?”
-“Hasta dónde sea, mi Amor”
-“¿Aún si eso significara tener que dejar de comulgar?”
-“Si, si Tú así me lo pides”
La posibilidad de tener que dejar de comulgar, me turbó un tanto.
Me gusta comulgar, me gusta estar en íntima unión con Jesús.
Consulté con mi Párroco cuales serían las condicionantes para dejar de comulgar.
Me respondió que sólo el pecado mortal inhabilita.
Quedé sin entender lo dicho por Jesús, pero confío en Él.
Unos días después me llegaría la respuesta.





22 de Noviembre del 2002

n estos días tengo la cabeza bullendo de preguntas deseosas de ser respondidas por Él.
Quiero saber más de las luchas que deberé sostener para defender a Jesús.
-“¿Será que me tacharán de apóstata, hereje, y esas cosas?
-“No te tomarán en serio, dirán que eres un “loquito”, más tarde los ataques serán mayores.
Por eso es que necesitas fortalecerte, templarte.
Siempre estaré contigo, pero no será fácil”
-“¿Sabes?. Estuve pensando en el trabajo que me has encomendado, y me parece que formar grupos de sostén a los convertidos, sería una buena idea.
Fíjate que a mí me está sucediendo.
Necesito comentar con alguien lo que me está pasando, y a veces siento que los Sacerdotes están demasiado ocupados como para estarles importunando todo el tiempo; otras, lo que quiero es conversar con alguien como yo, alguien que haya pasado por las mismas experiencias que yo, que no me aconseje desde los estudios, sino desde las vivencias.Y no lo encuentro”
Jesús me miró, sonrió, y se retiró.



24 de Noviembre de 2002

as conversaciones con Jesús se estaban poniendo realmente mucho más interesantes cada día.
Antes del rezo de la noche se me ocurren cantidad de ideas, las cuales luego comento con Él.
-“Sería bueno formar grupos de apoyo al estilo de los AA, donde cada persona pueda hablar con sus iguales.
Pero claro, vamos a necesitar un lugar físico para reunirnos.
Si lo hacemos dentro de una Parroquia, corremos el riesgo de que nos controle la sangre vieja, si lo hacemos fuera, nos pueden tachar de escindidos o cismáticos.
Pero es claro que un lugar físico vamos a necesitar.
Y que no sea muy grande.
El Santuario sería ideal, es chiquito, está bien ubicado, tiene fuerza”
-“Ese lugar será tuyo”
-“¿Todo eso en mis manos?”
-“En Mis Manos”
Jesús marcó el posesivo.
Con un solo gesto tiró abajo a mi pobre ego.
-“Por favor, ayúdame a vencer a mi ego”
-“Tu ego es fácil de dominar, aparte eso no es ego, son fantasías”
Por hoy creo que tengo bastante.
Con gran altura, mi Amado me puso en mi lugar.



25 de Noviembre del 2002

scuché una canción que me gustó para identificar al grupo que, seguramente, voy a formar.
-“Creo que va a ser conveniente formar un grupo, si te parece, pues las personas necesitamos sentir que pertenecemos a algo que nos identifica, algo que nos dé identidad”
-“No creo que sea imprescindible, pero si tú lo crees...”
-“Es un elemento que da seguridad.
¿Y sabes qué?, me gustaría vestirnos de negro y blanco, indistintamente, pero en esos colores.
Y hasta he pensado en algunos nombres.....”
-“Se llamarán Hijos de la Luz”
-“........”
Confieso que el nombre no me entusiasmó en absoluto, me sonó predecible,
Pero bueno, si Él lo quiere así, que así sea.
-“También escuché una canción cuya letra me parece ideal para la misión que me encomendaste, y que puede reflejar el espñíritu de la cuestión....”
-“Sí, es bonita....pero la música que te identifique te será acercada por alguien que aún no conoces, y esa será vuestra insignia”
-“Está bien...”
Yo me pregunto:¿no podré hacer nada como yo quiero?.

02 de Diciembre del 2002

saías, el Profeta, es leído en el período de Adviento.
Sus visiones de la venida de Jesús son un tanto hiperbólicas, no me suenan muy convincentes.
Esta noche le pregunto a Jesús:
-“¿Dime, las cosas serán como lo dice Isaías?”.
-“Sí, serán iguales, pero diferentes”.
-“No entiendo”.
-“Ven, y mira”
Jesús se sentó a mis espaldas, pasó su brazo derecho sobre mis hombros y me dijo:
-“Observa”
De pronto la penumbra de mi dormitorio se transformó en un cielo azul pastel, donde brillaban un sol pastel, y un arcoiris.
Soplaba una brisa fresca, como la característica de la Primavera montevideana.
Estábamos sentados sobre la hierba, pareja, prolija, de un verde muy bonito, en lo que parecía una elevación.
Bajo nosotros se veía llegar una columna de personas, vestidos todos con túnicas de diferentes colores, pero siempre colores pastel.
Venían felices, en paz, cantando loas al Señor.
Jesús habló:
-“Este día no habrá competencia entre los seres humanos, ni envidias.Cada uno tendrá lo que necesita para ser feliz, y no ambicionará lo de su vecino”.
Apoyé mi cabeza sobre el Hombro de mi Amigo, y la visión, lentamente, se disolvió.

07 de Diciembre del 2002

añana es la fiesta de la Inmaculada Concepción, también llamada de “la Bendición de las Playas”.
El Párroco nos invitó a participar, en la Rambla, y luego venir, en procesión, hasta la Iglesia.
No tengo vergüenza de que la gente me vea, pero pienso que muchos, que me conocen, puedan decir:
“Mirá, si este está en la Iglesia....”
En fin, no puedo estar en la cabeza, ni en el razonamiento de los demás.
Yo voy.


13 de Diciembre del 2002

esús me dijo:
-“Esta semana deberás dar seos veces Testimonio de Vida y de Mi Amor”.
Y las seis oportunidades aparecieron.

15 de Diciembre del 2002

stábamos con G. haciendo zapping, cuando caímos en un concierto de Dyango.
Comenzó a cantar “Naranjo en Flor”.
Mi cabeza voló a la época en que estaba enamorado, que fueron tantas veces.
Recordé todos aquellos sentimientos, sensaciones, sufrimientos, y las lágrimas de la nostalgia empezaron a caer por mi rostro.
De un tema pasó a otro, a cual más lleno de recuerdos.
Esa noche, al rezar, Jesús apareció con cara triste.
No me decía lo que le pasaba.
De pronto me preguntó:
-“¿Es que no te alcanza con el Amor que Yo te doy?”.
-“Claro que sí”, le respondí, “pero son lindos recuerdos...”
Me miró fijo a los ojos con esa Mirada suya tan penetrante:
-“Entonces recuérdalos como se recuerda el perfume de una flor,
pero nunca más llores por ellos”.
Puedo decir que me enseñó una nueva forma de reveer el pasado.
Sea lo que sea, bueno o malo, al reveerlo así, como recordando el
perfume de una flor, no duele, siempre es dulce y bueno.
Gracias Jesús.


NOTA: A partir de ésta fecha se me indicó que no escribiese mas éstas comunicaciones, y la necesidad de no darlas a conocer, absolutamente a nadie, hasta la fecha en que me sea indicado.

miércoles, 19 de agosto de 2009

"Bloqueo bloques bloqueados" -


".......Même quand on l'a perdu,
L'amour qu'on a connu
Vous laisse un goùt de miel.
L'amour c'est éternel!......."
Michel Emer.
Fragmento de "A quoi ça sert l'amour".

Parecía otra más de esas tantas tardes de invierno montevideano, fría, gris, con amenaza de lluvia.
Como en casi todas esas tardes de invierno montevideano, Robert y yo charlábamos perezozamente, salpicando de juegos de palabras, sentidos y contrasentidos, ironías y risas, la conversación.
De pronto, que estas cosas no dejan de sorprenderme, una pregunta que me caló profundo.
Por el tenor y por quien la formula:
- "Jorge, ¿el Amor es eterno?".
Creí haber entendido mal.
¿Ro, abriéndose de esa manera?.
Está bien, desde el Carnegie Hall la Piaf, a dúo con su último amor Theo Sarapo, acaba de cantar "A quoi ça sert l'amour?", y bué, es toda una conmoción emocional, pero...¿tanto lo sacudió?.
--------------------------------------------------
Hace cuatro años, desde mayo del 2005, que nos conocemos con Ro, y que venimos compartiendo caminos.
Hace cuatro años, y nunca tiró sobre la mesa, un tema de charla como este.
Llegué a pensar que tales cosas no cabían en él, tan reservado, prudente, observador y callado.
Pero, como decía no sé quien, "todos tenemos nuestro corazoncito", y parece ser la hora del de Ro.
----------------------------------------------------
Más allá del intercambio de preguntas, respuestas, opiniones, acuerdos y desacuerdos con Ro, mi mente voló a los millones de gentes que a diario se hacen el mismo planteo: el Amor ¿es eterno?.
Cada vez que le comento a mi amigo que estuve pensando en algo, exclama:
- ¿Vos? ¡qué raro!".
Entonces, si más allá de la ironía de Ro, ese es mi rasgo distintivo, al menos en este tiempo, hacia allá iré.
Obligatoriamente debo referirme al Post: "¡Ay, como me duele quererte como te quiero!", publicado en este Blog en Noviembre del 2008, y nuevamente agradecer a Lorca la inspiración para el título.
Debo referirme a tal Post pues, casi al inicio, planteo lo difícil que es saber qué alguien está diciendo cuando dice:"te quiero"; y sin conocer cuál el significado profundo y verdadero de tal afirmación, es imposible juzgar si es amor, calentura, gusto, o simple y llana conveniencia.
Antes, entonces, de responder, o de intentar una respuesta a la pregunta disparadora, deberé, a mi vez preguntarte, amigo Lector,:
- "¿Qué querías decir, qué realmente sentías, cuando dijiste "te quiero?".
¡Guau, en que berenjenal me he metido!.
Bueno, habitualmente lo hago, y espero salir con cierta gracia y propiedad.
Despues de todo, las berenjenas son riquísimas y estoy tentado a.....no, ¡no, no será sólo una tentación!, al final del presente Post les daré, si les interesa, una receta de Torta de Berenjenas, muy simple, rápida y natural, como prefiero los alimentos, y con sazón muy a la uruguaya.
Sé que estoy más allá del bien y del mal, pero lo anterior espero que no sea una total e irremediable pérdida de rumbo, ni mi absoluto ingreso en el dislate, que existen cosas de las que no se vuelve.
En la literatura de todos los tiempos, y de todos los autores, desde Corín Tellado a Shakespeare, abundan ejemplos de grandes pasiones, calenturas, rotuladas como "el verdadero Amor".
Allá desfilan saludando entre fanfarrias y serpentinas, Romeo y Julieta, Gerineldo y la Infanta, Calixto y Melibea, Cho Cho San y Pinkerton, Paolo y Francesca, y muchos, muchísimos más, sin tanto renombre ni trascendencia.
Los conocimos; los estudiamos; los admiramos; deseábamos sentir lo mismo que ellos sintieron...y fuimos creciendo con una visión del Amor totalmente distorsionada.
Es así que hoy creemos y proclamamos, que el Amor existe mientras sintamos sensaciones extrañas en la panza, cuando se nos seca la boca al contemplar al objeto de nuestro interés, cuando nos da un choque eléctrico si nos roza...¡qué sé yo!.
Estoy convencido de que es un error de etiquetamiento.
Compramos una lata confiados en que el contenido se condice con la etiqueta: "Duraznos en Almíbar", y al abrir el envase resulta "Escargots de Provence".
¿Sinceramente?, a cualquiera se le muere el apetito.
En tal ejemplo extremo y de tropezón y caída, la responsabilidad no es nuestra, ni siquiera del comercio que ofrece tal mercadería.
En el caso de decisiones y elecciones en nuestra vida, allí la cosa cambia.
A nadie más que a nosotros mismos, que nos sentimos defraudados y engañados, nos cabe la total asumición del error cometido.
De acuerdo, fuimos "deformados" por quienes decían preocuparse por nuestra "formación".
Mas no hicimos nada desde nosotros mismos a los efectos de comprobar si lo que nos planteaban era real, o un simple bluff.
Nos quedamos en la comodidad y el ocio cerebral, y de allí al dolor....un solo paso.
Mi Amigo, tocayo y colega Yor, al que ya conocen, insiste en que las personas nos manejamos desde la corteza cerebral para nuestro día a día...permítanme ponerlo en duda.
Álvaro, en cambio, sostiene que se actúa por una mezcla no muy clara, para mí, de pensamiento y objetivización del momento adecuado y favorable para hacerlo...tampoco estoy en total acuerdo.
Dado que intento analizar un problema que atañe a todos los seres humanos, mencionaré a éstos de la cintura hacia arriba, sin distinción de sexo ni sexualidad.
Al observar, en mi consulta, las historias de mis clientes, y al interactuar en mi vida personal y privada, me quedó clarísimo que los seres humanos no sabemos comunicarnos y que, lo poquito que sí hacemos, lo hacemos mal, cohartados por sentimientos de culpas inexistentes, o chantajes emocionales a los que cedemos en manos de otros seres manipuladores.
No es patrimonio masculino el no expresar los sentimientos.
Es patrimonio de todos los que compartimos esta cultura que nos han impuesto, que aceptamos, no cuestionamos y, aunque lo hagamos, seguimos manteniendo como correcta y deseable, dejándonos llevar, otra vez, por la culpa o los chantajes.
Hombres y mujeres decimos una cosa, pero lo que decimos no refleja exactamente lo que pensamos.
El otro escucha lo que decimos, pero entiende lo que cree que decimos, o quiere que digamos.
Veámoslo en un ejemplo medio como complicado, para mí, de plasmarlo aquí, con las limitadas herramientas que me otorga el Blog.





Un paseo cualquiera, una mañana de sol.
Dos personas, A y B, caminan en sentido contrario.
A viene con alegría, ha obtenido algunos buenos resultados en asuntos que le preocupaban.
B intenta escapar del aburrimiento de una vida rutinaria.
A - "Buenos días!". (no le conozco pero ¿ por qué no saludar?).
B - "Buenos días". (¿quién será?, para mí que quiere levantarse a alguien. Bueno...mal no está").
Otro día, el mismo paseo.
A - (¡qué casualidad, allí viene la misma persona de la otra vez!) "¡Buenos días!.
B - (Al fin me vuelvo a cruzar con A.Veamos cómo está. Si me vuelve a saludar es muestra clara de que quiere algo conmigo.). - ¡Buenos días!, ¡qué lindo tiempo para aprovechar para caminar, ¿verdad?.
A - (¡qué amable!) - "Sí, cierto...¿siempre caminás por aquí? (sería agradable la compañía de alguien de tan buen carácter en estas caminatas obligadas).
B (¡mirá qué rápido va al grano.Voy a poner cierta dificultad) - A veces, sólo a veces. (de seguro que ahora va a demostrar que quiere que venga más seguido, o me invita a tomar algo).
A - "¡Entonces hasta la próxima, que tengas un lindo día!".
- (¿qué le pasó? - "¡Chau! , lo mismo para ti. (se asustó, no le dio el cuero, cómo hay gente boluda!).
--------------------------------------------------
Lamentablemente, por esa manía de pensar por el otro, por esa necesidad de transferir nuestras carencias al otro, en este caso se entorpeció el comienzo de quizás, una buena camaradería de aeróbicos.
Sin embargo existen casos peores.
Gentes que dicen:
- Si estoy aquí es porque te quiero, no necesitás que te lo diga.
¿Y por qué he de pensar que estás por eso?, tal vez sólo estás porque te es cómodo, porque no sabés dónde ir, o me usás como fachada.
Y dale y dale a la manija.
Hasta llegan a formar familias quienes nunca dijeron que querían hacerlo, pero se vieron envueltos en una maraña de cosas dichas a medias, entendidas a la cuarta parte, soportadas al ciento cincuenta por ciento, toleradas a la vigésima parte....y así estamos.
El mundo, la sociedad, la familia, las personas, todo deshecho.
Por eso opino, a diferencia de Yor, que la gente piensa, usa la corteza sí, pero no pasa por un cernidor los pensamientos que tiene, y acepta todo...siempre y cuando le convenga.
Y hace trampas al solitario, porque no investiga, no pregunta, no quiere saber que no está en lo cierto.
Y difiero de Álvaro, porque nadie espera nada para actuar.
Se actúa por impulsos, por presiones, por conveniencias, y cuando se siente algo, no se analiza que es lo que se está sintiendo, se cede ante la primera idea que se presenta y, cuando se piensa, como no se está acostumbrado a hacerlo, se tarda demasiado tiempo en subir al tren, y este, cuando se toma la desición, hace rato que ya pasó.
¡¿Amor?!.
Esta sociedad hipócrita, culposa, manipuladora, chantajista, mediocre, ¿intenta hablar de Amor?.
¡Por favor!.
Quisiera que alguien me explicase, a la luz de lo que hemos vivido, los que hemos vivido, por qué razón seguimos transmitiendo a las generaciones posteriores a la nuestra, y abarco en la nuestra, a los de treinta años, valores, costumbres, y usos que nos han hecho tanto mal.
¡Es increíble!, ¡parece mentira!, personas a las que no les ha ido bien en relaciones anteriores, que aún teniendo la experiencia, y habiendo verbalizado la necesidad e intención de un cambio en su manera de conducirse, continúan, en el momento actual, con los mismos vicios de egoísmo y no hablar claro.





A - "¿Todavía me querés?".
B - "¿Y esa pregunta por qué?".
A - "Porque me hace bien que me lo digas".
B - "Por algo estoy hablando contigo".
¿Es que no han comprendido nada?.
¿Es que puede más la hombría mal entendida?.
¿Y qué decir de las mujeres que durante el primer tiempo de relación aceptan todos los tragos amargos que la contraparte le propone, con la firme convicción de que, una vez el pez en el cesto, ellas le van a cambiar las costumbres?.
¿Es que tampoco han aprendido nada?.
Es por toda esta realidad que opino, y creo firmemente, que ya pasó la hora de consulta y consultorio.
Ya no tenemos más tiempo.
El momento actual exige retoma de posición y cambios de rumbo inmediatos, si es que queremos salvar algo de lo que somos.
Por esto también discrepo con aquello de "sentir que ha llegado el momento de hacer algo", porque somos muy autoindulgentes, porque dormidos soñamos que estamos despiertos, porque desde siempre, como escribió el Archupestre de Ita: "cambiamos algo, para que todo siga igual".
No Ro, el Amor cuando es verdadero, no muere.
Mueren las relaciones entre personas que no fueron sinceras.
El Amor, querido amigo, es eterno.




He inaugurado mi nuevo Blog "Jorginho cocina".
Allí encontrarán la receta prometida.
Debajo de "Datos personales" encontrarán el enlace correspondiente.
Gracias.
Publicado el miércoles 02 de Setiembre del 2009.
Corregido por R.Méndez