sábado, 7 de noviembre de 2009

“E=M.C2”



¿Necesito comprenderla para vivir?.
Subo la apuesta: ¿siquiera necesito saber que existe?.
Para mí, el tan mentado desarrollo y progreso del conocimiento, la ciencia, y la comprensión, no pasan de ser escalones en el descenso hacia el embrutecimiento de la especie humana.
Hay por allí un ... no, no voy a calificarlo, que no ceja en su intento de convencerme de que el páramo de egoísmo e irresponsabilidad en el que vive, es un lugar bajo el sol.
Es el que justifica todo, el que se quedó con las teorías, que gusta en sus planteos aludir Filósofos y Pensadores varios, para así demostrar ilustración, y se olvidó, o no quiso, hacerle un lugar a la más simple, pero dolorosa, experimentación sensible.
Y, creo, en la experimentación desde la sensibilidad, que no desde el intelecto, es que se abren las puertas, naturalmente, de la más amplia comprensión.
Experimentación, observación, elaboración y asimilación.
Experimentación y observación al unísono, y desde la observación de "si mismo", algo que visto desde la teoría parece tan difícil, y cuando lo aplicamos, es harto fácil.
En estos días me he planteado de qué le ha servido a la humanidad todo el bagage de explicaciones sobre el mundo exterior, que carga sobre sus espaldas ... ¿sino para deshumanizarla?.
¿Para colocar todo su interés en lo externo, en lo no esencial, en lo efímero?.
¿En buscar la explicación de los por qués del otro, antes que los suyos propios?, siendo que una vez resueltos éstos, aquellos se explican por sí solos, en la sabiduría del "conócete a ti mismo, y conocerás al Mundo".
La primera vez que leí sobre el "Aquí y Ahora", que no de otra cosa se trata, fue a mis veinte años de edad, en medio de la vorágine de futilidad, frivolidad, promiscuidad, que era mi vida en aquel entonces, en esa dicotomía que me mantenía, como al ángel del Apocalipsis, con un pie apoyado en la tierra, y el otro en el mar, lo leí, decía, en uno de los libros escritos por Ouspensky sobre sus experiencias vividas al lado de Gurdrieff: "Fragmentos de una Enseñanza Desconocida", e inmediatamente lo llevé a la práctica, lo experimenté, y comencé a observar qué sucedía.
Mi nombre: Jorge, no recuerdo en qué lengua, significa "labrador", ¡y la puta que se dio cierto!.
Aquella experimentación es fácil, y lo es también la observación, se complica con el mantenerse en esa línea de acción, ya que tendemos a "dormirnos y soñar que estamos despiertos".
A estas alturas ya habrá entre ustedes quien piense: "no se puede negar lo necesario y beneficioso que ha sido y es el avance en la medicina".
¡Lo niego y lo hago pelota!.
¿Calidad de Vida? ... ¿de qué me están hablando?.
¿Calidad de Vida mantener a alguien como que anudado a las consultas médicas incesantes, a análisis cruentos, a máquinas frías, a diagnósticos stressantes y emocionalmente devastadores, a medicaciones que sirven para mejorar algo y destartalar lo poco que queda sano?.
¿Calidad de vida es el no coma, no beba, no consuma, no.............?.
¿Estamos hablando de Calidad de Vida, o de Expectativa de Vida, o como prefiero llamarla: Expectativa de Duración?.
Porque eso es lo que sucede, la gente dura más, no Vive más.
¿Y durar para qué? ... ¿Y por qué?.
¿Para superpoblar el Planeta, aumentar el consumo, las hambrunas, la falta de espacio y, con eso, justificar guerras y avasallamientos varios?.
¿Para darle un sentido al "lo dejo para mañana", como lo he planteado en mi artículo "La Traición de la Utopía" del 12 de Octubre de 2008, en este mismo Blog?.
¿Por miedo a la muerte ... a lo desconocido? ... ¡otro miedo más!.
Si al menos utilizáramos ese tiempo "ganado" para descifrar los mensajes ínclitos en nuestra salud quebrada ...
Si al menos parásemos la tendencia a culpar a otro, al destino, a Dios, a lo que fuese y, revirtiendo la mirada, observásemos nuestro pensar, accionar, sentir, las energías que enviamos al Cosmos, los cuestionamientos que hemos dejado para otro momento, el Amor que hemos dejado de dar y que nos hemos negado a recibir si es que no venía de quién, cómo y cuándo nosotros lo habíamos dispuesto, en una vana programación que poco o nada tiene que ver con lo que la Vida nos quiere enseñar.
Claro, son sólo mis ideas.
Es que entiendo que nos queda, si es que nos queda, tan sólo un poquitito de tiempo más para que logremos parar con toda esta loca carrera de vanidades y vanaglorias hacia la nada más incierta y absoluta.
Siempre huímos y rehuímos al, y del, dolor.
Ese es el primer escollo.
En definitiva, todo en la Vida es un escollo para algo.
Y en la superación de ese escollo está la coronación del logro.
En este momento el logro somos nosotros mismos, cada uno de ustedes, yo mismo, y creo que el escollo bien vale la pena ser derrotado.
Dios, el Cosmos, la Voluntad, el Tao, lo que quieran, nos ha dado las armas para vencerlo, y el intelecto y la sensibilidad para objetivizarlo, identificarlo, y metabolizarlo.
Hemos sido afortunados, y deshechamos esa suerte en pos de ganancias fútiles, de perdernos a nosotros mismos, y a la maravilla y delicia que es la Vida vivida desde la aceptación, la simplicidad, y la comprensión amplia y nada intelectualizada, natural, de las cosas y los demás.
Me ha venido a la cabeza, una imagen como rara, pero ya lo saben ...¡yo soy raro!.
Nos veo a toda la humanidad, ustedes y yo mismo, como pasajeros en aquella noche fatídica, a bordo del Titanic.
Asimilo los tapados de pieles de las señoras, los abrigos de los hombres, a la pesada carga de "sabiduría" inútil que portamos hoy en día.
Toda esa ropa de abrigo, que, además, los distinguía del resto del pasaje anónimo, no les sirvió de nada en el momento crítico, en la hora de la Verdad.
La orquesta tocando, es como aquellos que intentan sacudir las conciencias, y que nadie escucha.
El Planeta, herido cual el buque, espero que no de muerte, poco a poco escora.
El grueso del pasaje, todas las gentes, confían en que nada sucederá, tal cual hoy, creen que todo seguirá como está.
El resto ya es pura cosecha de mi propia especulación.
Creo que es bueno mirar hacia atrás, mirar como ya lo expresé en varios artículos en este mismo Blog, la historia desde diferentes ángulos y estados de Conciencia.
Las respuestas están, la Verdad reluce.
¡Es tan bello todo, absolutamente todo lo que existe!.





Publicado el día Viernes 13 de Noviembre de 2009
Corregido por R.Méndez

6 comentarios:

alfavil dijo...

Sé exactamente de lo que hablas. y a mí nadie me da una solución honrada, una eutanasia rápida. Soy el ganso de los huevos de oro. Mientras más me mantengan vivo, más me sacan. Y después, se quedan con el resto. Amerika.

Jorge R. Etchepare Mac Eachen dijo...

Hola, querido amigo Alfredo:
no soy yo quien tenga las respuestas que sólo tú, ya que a ti mismo competen, puedas encontarar.
Sí creo firmemente, y perdona el atrevimiento de invadir tu privacidad, que si la Voluntad nos mantiene en la Vida, es porque aún espera de nosotros un "despertar", tal vez en otro sentido, del que, quizás, ya hayamos tenido.
Respeto, y lo sabes, y valoro, tu persona, tu intelectualidad, y tu Ser; por essas mismas razones es que no me lanzo a aguas más profundas, porque sé que cada experiencia es personalísima e intransferible y que, cada quién, la vive, atraviesa, o soporta, como bien puede.
Adelante Amigo!.
Te quiero un montón.
Abrazos para ti y para Aber.
Jorge

Lore dijo...

Hola Jorgito
Cada vez que te leo como que se me revuelve algo aca dentro y me revoluciona mi forma de pensar...
yo la vida la llevo simple, será que ya me dolió demasiado y ante tanto dolor me quedó nada más que ver lo hermoso y aceptar que cada momento es un regalo por abrir... será quizas que cuando has vivido lo peor ya nada te parece malo, sino un reto una oportunidad para lograr tus sueños... tus anhelos... eso para mi es mi vida, sencilla, hermosa... viviendo y respirando a cada minuto... y dando gracias por todo lo que me rodea... que al final... como dicen por ahi... es mi cosecha...

besos amigo... (si no te he leido es porque me tienen de cabeza con el trabajo... temporada alta!!!)

tu sabes que te quiero... y a montones!!!!

Lore

Jorge R. Etchepare Mac Eachen dijo...

Hola Lore:
sí, de eso se trata: de temporadas altas, de bajas, de intentar revolver por dentro las convicciones del otro ... sí, de eso mismo se trata.
Creo que, como en publicidad, en la Vida también "menos es más".
No sé en qué recodo del camino, ni en qué momento, dejamos de valorar la simpleza en la Vida, paa manejarnos con un sin fin de "extras", totalmente superfluos y alienantes.
Es cierto, el sufrimiento es un resorte que ayuda, lo digo entrecomillado, para volver al origen pero ... no me parece una bandera a ser enarbolada, sino más bien una evidencia, y perdón por lo crudo de mi pensamiento, de miedo, y no de convicción nacida de reflexión conciente.
Mas no me hagas caso, infinitos son los caminos, e infinitas las motivaciones.
Si eres feliz y estás en Paz ... es lo que cuenta.
Yo también te quiero.
Jorge

Lore dijo...

Jorgito
coincido en que el sufrimiento no es una bandera a enarbolar y yo no lo veo asi en mi vida... solo afirmo que cuando te ha dolido tanto... ya todo parece como un extra maravilloso... el sufrimiento debe quedar atrás para dar paso a un disfrute de la vida mucho más intenso... y no volver a él como una poza de agua que nos refresque con sus tormentos y sus desdichas... el mio se fue hace tiempo... y ahora veo todo bajo otra lente... la vida es corta y hay que vivirla... como nos plazca! un beso

Jorge R. Etchepare Mac Eachen dijo...

Chaque un à son goüt!.