martes, 23 de junio de 2009

"Mis Experiencias Espirituales" Segunda Parte -



9 de Septiembre de 2002
stando en el Centro de Montevideo, una mañana de esas en las que tengo varias cosas que hacer en esa parte de la Ciudad, pasé por la puerta de la Basílica del Cordón.
No lo dudé un instante y, buscando no sé qué, entré.
El Templo estaba semi en penumbras.
Me llegué bien hasta el fondo, donde ví que estaba encendida la luz del Sagrario, indicando que Jesús Sacramentado estaba presente.
Eso me gustó. Me hizo sentir algo de intimidad con el Dueño de Casa.
Me quedé allí, sentado cerca de Él, mirando hacia el Altar y el Tabernáculo.
De pronto oí una voz, dentro de mi cabeza, que me decía:
-“¡Quiero que seas mío!”
Supe que era Él, pero no me impresionó el hecho de escucharlo, ya que estoy acostumbrado, por mi paso por las diferentes Escuelas espirituales por las que anduve, a las experiencias esotéricas, o paranormales, o astrales, o como quieran adjetivizarlas.
-“Señor, soy tuyo”, respondí.
-“¡Quiero estar en ti, y que tú estés en Mí!”
Luego de demorarme en la Iglesia, me retiré, sintiéndome un poco extraño, pero confiado.
Unos días después, comencé a asistir a la Misa de mi Parroquia.

11 de Septiembre de 2002
oy, asistiendo a la Misa, recibí un baño de Luz.
Siempre me sentí muy lejos, y creo que a muchos de los que hemos asistido a Colegios religiosos nos pasa, de Jesús, la Virgen, incluso de Dios Padre, a quién, ahora, me gusta llamar “Papá”.
Lamentablemente nos los han presentado, en la altura de los Altares, distantes, imposibles de alcanzar por nosotros.
Sólo reservadas para los privilegiados, los Santos.
No sentía el más mínimo acercamiento, y no entendía cómo alguien podía tener tanta proximidad con ellos, tanta familiaridad, sentir tanto Amor, más allá del respeto, la veneración, y la Adoración.
El Párroco dijo algo que me abrió las puertas de un nuevo, anchísimo, y delicioso universo:
-“Todos, no importa si somos hombres o mujeres, debemos sentir que Jesús es nuestro Novio”
Fue como abrir las puertas de un gran centro comercial, todo para mí solito.
Nunca había oído ni escuchado algo así de sencillo, de boca de alguien perteneciente a la Iglesia Católica.
Gracias a mi paso por el Candomblé, aunque muy superficial, aprendí a tratar, y a sentir, a los Santos y Orixás, como presencias muy próximas y Amigas, así, el paralelismo con situaciones tan humanas, como tener novio o novia, la relación especial que se establece entre los enamorados, todo eso por mí tan conocido, le dio sentido a la relación con la Divinidad católica, y le dio significación al hecho de Amarlos.
Es como estar en las nacientes del río Amazonas, con todo ese inmenso cauce para explorar, y degustar.
Jesús, mi Novio.
Es decir que podría hacerle mis confidencias, que Él me escucharía con atención, y con gusto.
Podría decirle de mi Amor por Él, podría mirarlo con afecto, cariño, tirarle besos, sin sentir por ello, que estaba cometiendo alguna falta.
Es una relación magnífica, y cómo desearía que todas las gentes pudieran ver a través de esta ventana que mi Párroco me abrió

12 de Septiembre de 2002
e gusta llegar temprano a la Misa.
Sentarme en la mitad de las filas de reclinatorios, y dejarme llevar por el murmullo del rezo del Rosario.
Hoy, sin embargo, se demoró de más.
Estaba solo en el Templo.
Comencé a hablar con Jesús.
Le pregunté por la cuestión del final de los tiempos.
De cómo sería Su Venida.
Él me respondió.
No puedo referir la charla, pues me fue prohibido.
Sin embargo puedo contar que el que vendrá será el Señor de la Misericordia, tal cual lo vio Santa Faustina.
Nuevamente Jesús me instó a comulgar:
-“Quiero estar en ti”
En ese momento llegó la Sacristana.
La Misa sería celebrada en la Capilla de la Parroquia.
Seríamos unas veinte personas.
Comenzó la ceremonia y, al llegar a la Comunión, el Sacerdote celebrante se dirigió directamente hacia mí.
Sentir que no podía comulgar sin antes haber hecho una confesión.
Rechacé el Cuerpo de mi Amado.
En el mismo momento que el Sacerdote salió de mi frente, sentí que alguien me tomaba de los hombros, me sacudía, a la vez que escuchaba dentro de mi cabeza la voz de Jesús que me imprecaba:
-“¿Por qué no comulgaste, si te dije que lo hicieras?”
Perdí el equilibrio y, literalmente, caí en la silla que estaba detrás de mí.
El mareo me continuó durante unos minutos más.
Yo estaba totalmente imbuido por la prédica de las Jerarquías eclesiásticas, que proclaman que no se puede comulgar sin confesión.
Sin embargo no supe ver que estaba siendo autorizado por el mismísimo Jesús.
Pero claro, uno no estaba seguro de si todo lo que me estaba sucediendo no era sólo creación de mi imaginación y, por las dudas, no me animaba a arriesgar.
No era falta de confianza en Jesús, era falta de seguridad en mí mismo.
¿Después de todo, quién era yo para que todo esto me estuviera sucediendo a mí, y nada menos que a mí?
CONTINUARÁ

16 comentarios:

YOR dijo...

Es tal la condición humana que sin importar lo qué bendición llegue a golpearnos la puerta, si no nos sentimos dignos, la dejamos pasar...
Sentirse digno, luego, exprimentar la gracia... no hay otra manera posible.

Lili dijo...

Querido Jorge:
Ante todo, debo reconocer que me hiciste volver¡¡¡¡. Me había preguntado en varias oportunidades qué sería de ti, pero tenía temor de ingresar a tu blog y no encontrar posts nuevos. Gracias por compartir tus experiencias espirituales. No leí la primera parte, pero me sentí renovada con estas. También estudié en un colegio católico en Buenos Aires y hoy estoy alejada de la iglesia pero cerca de Dios. Lo llevo adentro y converso con Él. Me encanta la capacidad que tienes para relatar este tipo de experiencia. Gracias y me alegra que estés bien. Cariños

Le dijo...

Esto es en serio?????

le dedicas tu vida a escribir columnas en un blog sobre un ser fabuloso ?

no entiendo si es verdad o es irónico, si es cierto y has tenido estos diálogos tengo que decirte que estas empezando a destapar una ezquizofrenia media complicada porque dios no existe.

igualmente soy tolerante con la gente, mi familia es cristiana y los respeto, pero siempre, antes de entrar en discuciones les digo: uds miren zeitgeist, al menos la primera parte...

y eso mismo te diré a ti jorge.
la podés mirar online:

http://video.google.com/videoplay?docid=8883910961351786332

despues que la veas vas a entender TODO, y vas a darte cuentacuanto nos han mentido las instituciones, y mucho, las instituciones religiosas.

No quiero agredirte, simplemente quiero difundir una manera de ver las cosas mas real, no tan fantástica, basada en el conocimiento científico y no en la fábula.

Un abrazo, que te sea útil mi comentario.
No dejes de creer, pero piensa bien en donde depositar tu fé, en un ser inexistente o en tí mismo?

Jorge de Bahía dijo...

Hola Yoryi:
Es que a uno le meten tanto en la cabeza la idea de que es una basura, me refiero a los profesores que tuve, y a los curas que nos rodeaban, siempre con aquello de la culpa, la culpa, y la culpa, que termina por hacerse carne.
Tarde, pero uno termina entendiendo, si tiene las agallas para hacerlo, que las cosas son bien distintas.
Hace unos años que no leía estos escritos, y releyéndolos, te juro que me da cierto prurito publicarlos en un medio donde están al alcance de tabnta gente que no me conoce y puede interpretarlos de manera diferente a lo que es mi real intención.
Cuando creé y dirigí un grupo juvenil de acción social, vinculado a la política, llegado el momento nadie cretó que yo lo hiciera por pura solidaridad, sin intenciones ni búsqueda de beneficios personales de ningún tipo.
Era muy extraño y desagradable escuchar a quienes creí estaban en mi misma línea de pensamiento y sintonía de sensibilidad, decirme que trabajarían para mí, pero que aclararta el juego, que les dijera qué es tras lo que yo estaba, y qué habría para ellos cuando lo lograra.
Ojalá que ahora nop suceda, pero si sucede....bueno, estoy más preparado.
Aquel grupo se disolvió.
Esta vez no voy a retroceder.
Un abrazo.
Jorge

Jorge de Bahía dijo...

Querida Amiga Lily:
No sabes cuánto te extrañé.
Desded que recomencé las publicaciones, te he invitado a compartirlas.
Evidentemente los mails no te llegaron.
Date una vuelta por "Síndrome de Mytirini" que, supongo, te puede divertir un poquito.
Cuando comenzaron estas experienciaas, que ya tuve otras dentro del budismo, los mayas, el candomblé, la misión Rama, te decía que cuando tuve estas experiencias en particular, Jesús me indicó que las escribiese, pero que no se las mostrase a nadie, hasta que Él me lo indicase.
Luego, pasando todo lo que me sucedió, y habiendo quedado prácticamente aislado del mundo, y de la inmensa cantidad de gente que me rodeavba, yo me preguntaba cómo podría ser que esto le sirviera a alguien, y entonces pensé que había fallado en lo que se me había encomendado.
Hace unos días me llegó la inspiración: es el momento.
Busqyé los escritos, y aquí están.

No nos conocemos lily, pero te quiero pilas, no desa
no vuelvas a desaparecer ¿ta?.
Beso
Jorge

Lore dijo...

Jorginho:
La vida y el espíritu que cosas tan grandes y tan complejas. Las religiones, métodos humanos... Jesús no se encuentra en un pedazo de pan... se encuentra en aquellos a quienes les has tendido la mano... como decías en la primera parte de tu tema, en aquellos por quienes haz enarbolado bandera...

No me gusta abrazar ninguna ideología, porque te meten en marcos... prefiero ser seguidora de un hombre que dio todo por los demás... y de un padre amoroso que sigue dando todo por mi...

Sin caer en fanatismos, entregándome a las causas nobles, tendiendo mi mano y sin esperar nada a cambio... simplemente dejar esa huella... ese sabor dulce en el corazón de quienes te conocen... y pueden ver en ti una diferencia...

en fin... mis pensamientos y mis creencias... sin atropellar a otros porque piensen diferente a mi... eso es parte de amar...

Jorge de Bahía dijo...

Hola Le:
Primero déjame decirte que el corte de pelo te va sensacional.
Ahora sí, ggracias por tu comentario.
Pena que no hayas dado una mirada al resto de mi blog.
Es como si quisieras definir a un elefante, observando sólo una de sus patas.
¿Conoces el koan budista que refiere esa historia?.
Partiendo de esa premisa, la de que no me conoces, ni lo que escribo, no ha lugar para una charla.
Sin embargo me parece genial tu espíritu de apertura hacia los que no están, aparentemente, en tu misma sintonía.
No soy quien, pues no te conozco, para darte una opinión sobre tu posición filosófica o frente a la Vida, pero pienso que aquellos que sienten que lo saben todo, y que son poseedores absolutos de la Verdad, pierden la hermosa posibilidad de seguir aprendiendo.....y hay tanto para aprender.....
Gracias Le, eres un tipo bien intencionado y limpio, aparte de un creador, un artista.
Cuídate.
Un abrazo, y cuando quieras aquí me encontrarás.
Jorge

Jorge de Bahía dijo...

Lore, linda, hola.
Pensamos y sentimos lo mismo.
Ya lo sabrás andando el relato.
Todas las instituciones humanas, aún, o mejor dicho, en especial aquellas que tiene que ver con la culpa y la redención, son centros s de poder y dominio de mentes y vountades.
Lo tengo clarísimo y por eso soy la persona que soy.
Los caminos que me trajeron a mi hoy, son múltiples, y caminados de mi propia ty personal manera, appoyado siempre por la energía del Cosmos, de la Vida, del Rayo de Creación, de Dios, como quieras llamarle a ese flujo al cual si le entregáramos todo lo que nos sucede, viviríamos mucho mejor, más felices y libres.
Te quiero, Lore.
Jorge

María Teresa dijo...

Buenas tardes. Me encantó leer tus experiencias espirituales. Eres valiente y generoso por compartirlas con nosotros, gracias. De alguna forma todos hemos disfrutado de momentos mágicos, ojalá nos permitieramos vivir más.

Jorge de Bahía dijo...

Hola MaTe:
No hay nada qye agradecer, a no ser a Dios, a la Fuerza, Pulsión de Vida, o como decidas llamarle.
Un abrazo
Jorge

Lili dijo...

Esto va para Le:
Le:
Para comenzar, Jorge no se pasa la vida escribiendo sobre un ser fabuloso. Te invito a leer con más detenimiento su blog...
Con respecto a que tu aseguras que Dios no existe... Creo que es importante respetar las distintas opciones. Dios puede existir o no, pero hay personas que optan por cree en él y otras, como tu, que no. Creo que lo hermoso de esta vida que tenemos en relación con otros seres humanos, es respetar las distintas opciones e individualidades. Suerte¡

Lili dijo...

Querido Jorge:
Gracias por este lindo recibimiento. He estado ocupada con bastante gente durante todo el verano y luego organizando mi casa otra vez. Estoy con un poquito de carga de trabajo, pero ya paulatinamente, volviendo a la normalidad. No dejemos de comunicarnos. Muchos cariños

Jorge de Bahía dijo...

No, Lily, seguramente que no lo haremos.
Jorge

Le dijo...

Por favor vean ese documental, me van a entender....
abran la cabeza.
ZEITGEIST!!!!!

http://video.google.com/videoplay?
docid=8883910961351786332

por favor.

no se van a arrepentir...
toda institucion religiosa no hizo otra cosa que crear una fábula, ficticia, para representar lo que veían en torno a la naturaleza.
Si señores, Jesucristo no es nada mas ni nada menos que una representación ficticia, humanizada de lo que en verdad es simplemente una estrella:
El Sol.

Alguien me puede explicar por que los 12 apostoles?
o debería decir, constelaciones?

muerte, 3 dias, resurreccion...
bla bla bla, en las 24 religiones del mundo sucede este acontecimiento con sus dioses, no juzgo de plagio, solo es el mismo cuento traducido en distintas culturas.
el sol poniendose, el sol muriendo, el sol naciendo, renaciendo, resucitando!

te alabamos Hoffman!!!!
L.S.D.

y no es ludovica

Le dijo...

Ahhh, y no hablo de mi punto de vista sobre las cosas, hablo de investigaciones científicas sobre estos temas, de gente que ha investigado mucho, leído y sabido comunicar sus Conocimientos adquiridos.

En cuanto a mi opinion personal, si podría decir que no creo en dios, pero creo en la ciencia y en el hombre.
pero hasta por ahi nomas...

Como consejo les podría decir que se tengan mas fé en uds que uds pueden, no dependan de un ser ageno, no dependan de lo que él quiere que uds hagan y no hagan, uds saben que hacer, sigan el corazón.

Jorge de Bahía dijo...

Querido Le:
¿Cuál es el impulso que te desata la necesidad de convencer a otros, de asuntos que ellos ni siquiera se plantean?.
No tengo nada ha decir de tu postura, a no ser que quien cree saberlo todo, no está abierto, no tiene espacio, para aprender nada más....¡qué triste, y qué al pedo!.
Por otra parte, mi querido amigo, noto que aún no has leído el koan de los ciegos y el elefante.
Pareces aquel que comió un pedazo de pizza, y dicta conferencias sobre la gastronomía mediterránea.
Divertido....y patético.
Te quiero pilas, uruguayito
Jorge