viernes, 7 de noviembre de 2008

" Z - 14" .-



Cierra la sesión en su computador, y lo apaga.
Se aparta de la mesada, con una extraña sensación en la nariz.
Navegando por internet, entró a un blog donde, quien lo publica, rodea a los personajes de sus escritos, de fuertes olores corporales.
Le hizo recordar su postgrado cursado en París, y aquellas tertulias estudiantiles.
Mira el reloj, y aún con el olfato acongojado, se dispone a tomar una ducha, pues tiene un compromiso empresarial.
No hace mucho que llegó a Manhattan, pero sí el tiempo suficiente como para tener un estilo de vida propio, y un aire a new yorker, que colegas extranjeros apetecen, y no logran.
Le costó un tanto encontrar un apartamento que considerase cómodo.
Por fin, halló este, un dúplex en pleno Tribeca.
Es espacioso, luminoso, y, como no tiene compañía, ni siente la necesidad de tenerla, todo corre sobre rieles...un tanto chato, pero tranquilo.
El apartamento le refleja.
Muy net, con algunas y coloridas obras de pintores conocidos, y los colores blanco y negro en las paredes y tapizados.
Quizás, algunas plantas de más.
El agua de la ducha, corre vivificante por su piel desnuda, y ni el aroma exquisito del gel de baño, borra la sensación que la lectura de aquel blog, le dejó en las narinas.
Trabajaba en la filiar uruguaya para Latinoamérica, de Trump Golden Trade Consulting Enterprises Inc., y por méritos y desempeño, obtuvo el traslado a la Sede Central en los EE.UU., con un cargo ejecutivo de primer nivel.
Corta el paso del agua caliente, y termina la ducha con un buen chorro de agua fría.....
Luego se envuelve en la blanca bata que Maritica, la mucama dominicana del Pierre, donde se alojó en sus primeros días en la ciudad, sustrajo del hotel para dársela, entre guiños cómplices, y risa blanca y deslumbrante en su cara retinta, como regalo de bienvenida.
Hoy en la Empresa se celebra la consecusión de un nuevo récord de inversiones, y se presentan los nuevos ejecutivos sumados a la plantilla.
Comienza temprano, pero terminará ya muy entrada la noche, por lo tanto, la ropa debe ser formal, y así lo explicitaba el memo que circuló.
Bien, luego de aplicarse el desodorante neutro, para no mezclar perfumes, ahora sí, tan sólo una duda de la fragancia que le acompaña desde hace treinta años: Halston Z-14.
Pensó, y sonrió al hacerlo, que la fragancia le ha durado más que sus parejas.
Al ingresar al conference room del piso 82, Donna y Charlene, sus dos Secretarias y amigas, le comentan, entre risas, disimulos, y miradas con sobreentendidos incluídos, los últimos chismes oficinezcos.
Se van acercando a la única pared sin vidrios del recinto, que está totalmente ocupada por paneles, muy a la americana, donde se destacan foros, reportajes, gráficas, todo lo relacionado con el récord obtenido y, las fotos de los nuevos empleados.
Un poco más allá, la foto de un hombre, destaca.
- "¿Quién es?", pregunta.
- "I don't know!" se lamenta Donna, "but he's so handsome!".
Charlene, con talentos suficientes para desempeñarse en la CIA, informa y amplía:
- "Es el nuevo Ejecutivo que tendremos en nuestra área, encargado de la región Este del Continente.
Es francés de ascendencia árabe o turca, otomana, digamos.
Treinta y cuatro años, soltero,¡ahhh!"
Se acercan más a la foto, y esta habla por sí.
Parece un hombre alto, delgado, quizás aparenta menos edad.
Sin embargo, en esa foto hay algo que no encaja.
Donna y Charlene siguen suspirando y cuchicheando, ahora con la participación de la sensual Becky.
No podía tener la absoluta certeza, pero en esa foto se percibía mucha emoción contenida, mucha alegría mostrada, y mucha tristeza escondida...interesante.
- "Let's go, let'sgo,urgió el risueño y excitado trío, al tiempo que jalaba de su brazo.
El evento transcurrió sin sorpresas, de la manera habitual, discursos, bromas estudiadas, incentivos, lo de siempre.
La vuelta a casa, determinó una liberación.
Los días siguientes fueron de mucho trabajo, gracias a Dios, y de ese cansancio agradable y confortable, que se siente cuando uno está haciendo lo que le gusta.
El Protocolo de adaptación que la Empresa tiene implementado para los Ejecutivos extranjeros, contempla unas cuantas consultas con Siquiatra o Sicólogo, a elección.
Prefirió la consulta con un colega, y es así que, cada quince días, hace ya desde tres meses, tiene cita con el Sicólogo S.Donaldson.
Esa tarde, el facultativo llevó la entrevista hacia el área de las relaciones afectivas.
- "Explíqueme por qué, una persona como Usted, muy inteligente, brillante, con una gran percepción y lucidez, que sabe que le cae bien a la gente, no tiene pareja".
Clavó los ojos en Donaldson y, con voz firme adujo:
- "Nada de lo que hay en el mercado me interesa.¿Qué haría yo, con un Peter Pan al lado?".
Al despedirse, ya estaba claro que esta, había sido la última entrevista.
Hoy es el día.
Lo supo no bien entró a la oficina, pues estaban todos alborotados:
- "¿Será muy exigente?".
- "Cuándo hable, ¿se le entenderá? ".
- "Todos los franceses tienen un humor de perros, ¿no lo notaste hasta en las azafatas de Air France?".......
Hoy es el día de la llegada del nuevo Ejecutivo.
Los ánimos están expectantes.
De pronto se abre la puerta del ascensor, y en todo el piso se hace un silencio tangible.
Al fin, la incógnita se corporizó.
Desde mi Oficina observo al recién llegado.
No es tan alto como parecía en la foto del panel, ni tan delgado.
Está bien, nada sobra, nada falta.
Sin embargo, en algo la foto no mentía: una cierta inquietud, un aire de búsqueda, mucho control en los movimientos,hay algo allí que.....
Sí, muy interesante...
Viste un traje oscuro, de línea impecable, de seguro que italiano, no hay como los italianos para el corte de la ropa masculina, y una barba de dos días, que le agrega años al rostro.
Camina con paso seguro hacia la oficina que le destinaron al fondo del salón.
Con una leve inclinación de cabeza, saluda a todos quienes cruza en el camino.
No lo he dejado de observar, y cuando el recién llegado pasa frente a mí, la misteriosa , sensual, personalísima e inconfundible fragancia del Z-14, me acaricia el entendimiento.
Algo dormido durante muchísimo tiempo, despertó.
Me exité, y decidí que lo tendría en mi cama. .
Lo seguí con la mirada, y luego volteé la cabeza para seguir mirándolo.
Lo ví llegar a la puerta de la nueva oficina, poner la mano en el picaporte, abrirla, y al girar para nuevamente cerrarla, nuestras miradas se encontraron.
Fue un solo instante que duró milenios.
Una mirada decía:
- "Qu'est ce que c'est ça?".
La otra respondía:
- ""Whatever will be, well be!".
Una sonrisa de mutuo reconocimiento, imperceptible para los demás, se posó en las dos bocas, y los dos supimos que había comenzado el count down.

Jorginho
Special thanks to Halston, por haber creado la fragancia que me acompaña hace treinta años.

to Elsa Peretti, la diseñadora italiana responsable por la botella que la contiene, y a quien conocí cuando era diseñadora de joyas para la firma Tiffany's en NYC.

Dedicado a mi Amigo TigrePescado.



3 comentarios:

Kafda dijo...

¿Así que conociste a la diseñadora de la botellita del Halston Z-14? Busqué por curiosidad el perfume y está linda. A mí me gusta coleccionar botellas, y mientras más chicas, mejor.

Te mando jasmines.

Lili dijo...

Jorge, estoy probando si puedo hacer comentarios en tu blog. Ojalá me resulte esta vez

Lili dijo...

Lo logré¡¡¡¡
Hasta la próxima con contenidos sustanciosos¡¡